Israel acusa de antisemitismo al Tribunal Penal Internacional

Mikel Ayestaran JERUSALÉN / COLPISA

INTERNACIONAL

Una palestina protesta tras su casa destruida en Beit Hanoun por un bombardeo israelí en el 2014
Una palestina protesta tras su casa destruida en Beit Hanoun por un bombardeo israelí en el 2014 Suhaib Salem | Reuters

La corte se declara competente para investigar sus supuestos crímenes de guerra en Gaza, Cisjordania y Jerusalén Este

07 feb 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

Alegría a un lado del muro, indignación al otro. Los palestinos recibieron este sábado con los brazos abiertos la decisión de la Corte Penal Internacional (CPI) de declararse competente para investigar crímenes de guerra en Gaza, Cisjordania y Jerusalén oriental. Para los israelíes se trata de «puro antisemitismo», según el primer ministro, Benjamín Netanyahu.

La pelota está ahora en el tejado de la fiscal jefa Fatouh Bensouda, quien tendrá que decidir si lanza o no la investigación y se enfrenta a la fuerte presión desde Israel y Estados Unidos, país que ya le impuso sanciones durante la era de Donald Trump cuando intentó procesar a militares estadounidenses por acciones en Afganistán. Si cumple con lo que anunció en el 2019, Bensouda pondrá en marcha una triple investigación dirigida a aclarar si Israel y Hamás cometieron crímenes de guerra en la operación Margen Protector del 2014 contra Gaza, la política de expansión de asentamientos y la respuesta del Ejército israelí a las protestas de la denominada Marcha del retorno, organizadas en Gaza desde marzo del 2018 a diciembre del 2019.

En Margen Protector, el Ejército del Estado judío mató a 2.251 personas en los 40 días de ofensiva, la mayoría civiles, según la ONU, y Hamás segó la vida de 66 soldados y siete civiles. En las protestas semanales que arrancaron en el 2018 para reivindicar el derecho al retorno de los refugiados palestinos, los francotiradores mataron a 183 manifestantes e hirieron de gravedad a 6.106, la mayoría con disparos en las rodillas.