Un asesor de Johnson denuncia la «política de división» de los «tories»

Los señalamientos de Samuel Kasumu vuelven a demostrar que las tensiones en Downing Street siguen


londres / e. la voz

Los conservadores británicos llevan adelante una «política de división» contra las minorías. Si el señalamiento lo hubiera hecho algún dirigente opositor, posiblemente apenas hubiera ocupado unas líneas dentro de una reseña, pero al venir de un asesor de Boris Johnson le ha dado titulares y le ha provocado otra crisis al primer ministro.

El autor de las acusaciones es Samuel Kasumu, el asesor del jefe del Gobierno para las minorías étnicas, para más inri. El funcionario, en una carta que le envió a su jefe y que terminó filtrándose a la prensa, se quejó de que ni el Gabinete ni el partido evalúan el impacto negativo que algunas de sus decisiones están teniendo en las minorías y que eso a futuro puede tener un coste en las urnas.

«Está bien documentado que las personas negras y asiáticas tienen una probabilidad significativamente menor de votar por los conservadores, a pesar de que a menudo comparten los mismos valores. Los avances logrados con David Cameron en el 2015 se han visto erosionados en las elecciones posteriores», escribió, y añadió: «Aunque ahora tenemos una coalición de votantes capaz de brindarnos una mayoría, temo por lo que pueda suceder con el partido en el futuro si sigue una política llena de división».

Durante la gestión de la pandemia se ha denunciado que personas de raza negra y asiática han sido más propensas a morir que las blancas, debido a que viven en áreas donde los servicios sanitarios son peores y porque tienen unos empleos que los exponen más. Asimismo la policía ha reconocido al Parlamento que una persona negra tiene diez veces más probabilidades de terminar siendo detenida que una blanca.

Tras la renuncia del polémico Dominic Cummings y la ola de dimisiones que sacudió a Downing Street, muchas forzadas por los propios tories, se creía que el premier había logrado armar un equipo a su imagen. Pero parece que aún hay camino por recorrer.

El tráfico por el eurotúnel se hunde en el primer mes del «brexit»

El tráfico de camiones, y más todavía el de vehículos de pasajeros por el eurotúnel se hundió en enero, el primero desde la salida del Reino Unido de la Unión Europea, en un contexto marcado también por las restricciones a los desplazamientos por el coronavirus. La empresa concesionaria Getlink indicó este viernes en un comunicado que utilizaron sus trenes bajo el canal de la Mancha 82.484 camiones el mes pasado, lo que significa un 37 % menos que en enero del 2020, según recoge la agencia Efe.

Getlink dijo que ese descenso resulta del aprovisionamiento preventivo de mercancías que se había hecho antes del acuerdo del brexit, logrado in extremis el 24 de diciembre; de las nuevas reglamentaciones administrativas, que hacen más lento y trabajoso el cruce de fronteras entre el Reino Unido y la UE; y de las nuevas medidas sanitarias. En particular, la obligación para los camioneros de presentar un test PCR negativo.

Por otro lado, el número de vehículos de turismo (coches, autocares, motocicletas y caravanas) que recurrieron a los convoyes ferroviarios para ir de Francia a Inglaterra por el túnel submarino en uno u otro sentido cayó un 71 % en enero respecto al mismo período del 2020 para quedarse en 46.579.

La concesionaria recordó que el mercado de pasajeros sigue afectado por las fuertes restricciones a los viajes que han impuesto los Gobiernos de Francia y Reino Unido por la pandemia.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Un asesor de Johnson denuncia la «política de división» de los «tories»