Johnson rectifica y no nombrará al negociador del «brexit» asesor de Seguridad Nacional

Downing Street niega que la marcha atrás del primer ministro se deba al malestar que produjo la elección entre los «tories»


londres / e. la voz

Boris Johnson volvió a sorprender este viernes con una rectificación. El primer ministro anunció que David Frost, quien encabezó el equipo británico que negoció el acuerdo posbrexit, ya no será su nuevo asesor de Seguridad Nacional. La decisión, que se produjo apenas tres días antes de la fecha prevista para que Frost asumiese el cargo, no implica el despido del funcionario, porque el mandatario tory le encontró un nuevo puesto en su equipo. «Estoy enormemente agradecido con lord Frost por sus esfuerzos hercúleos para asegurar un acuerdo con la UE, y estoy encantado de que haya aceptado ser mi representante para el brexit y la política internacional mientras aprovechamos las oportunidades de nuestra salida de la UE», anunció Johnson.

El hecho de que ni el premier ni nadie en Downing Street explicaran los motivos para este giro ha hecho que no pocos en el país crean que busca apaciguar los ánimos en el Partido Conservador. Desde las filas tories se criticó duramente la decisión de Johnson de nombrar a Frost para este cargo en junio. La ex primera ministra Theresa May fue una de las que alzó públicamente su voz en contra de la designación, por considerar que el escogido no estaba capacitado para el puesto. «¿Por qué el nuevo asesor de Seguridad Nacional es un político sin experiencia probada en seguridad nacional?», le espetó May a su sucesor.

Otro motivo que ha reforzado las sospechas de que Johnson dio marcha atrás para contentar a su partido ha sido la noticia de quién será el nuevo asesor. Downing Street anunció este viernes también que Stephen Lovegrove, actual secretario permanente del Ministerio de Defensa, ocupará el puesto. Lovegrove no solo tiene una carrera en el sector privado, en particular en el sector financiero, sino también en el sector público, donde ocupó un puesto en el comité que organizó los Juegos Olímpicos de Londres del 2012 y además es funcionario de carrera, la principal diferencia con Frost.

El asesor de Seguridad Nacional no solamente tiene potestades para supervisar las agencias de inteligencia británicas, sino que maneja información sobre las Fuerzas Armadas, incluidas las armas nucleares instaladas en los submarinos Trident.

Frost no tendrá que ir al Parlamento. ¿La razón? Su puesto no está sometido a control parlamentario, porque solo tiene que rendirle cuentas al primer ministro. Además, le obligará a solicitar un permiso para ausentarse de la Cámara de los Lores, a la que llegó gracias a Johnson.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Johnson rectifica y no nombrará al negociador del «brexit» asesor de Seguridad Nacional