La amenaza extremista aumenta en EE.UU. y se cuela en el Congreso

Varios miembros de las Cámaras tienen vínculos con movimientos que participaron en el asalto al Capitolio. Los demócratas buscan destituir a Marjorie Taylor, seguidora del movimiento conspiranoico QAnon

Miembros de Oath Keepers durante el asalto al Capitolio
Miembros de Oath Keepers durante el asalto al Capitolio

nueva york / E. La Voz

El ataque contra el Capitolio perpetrado por los seguidores envalentonados de Donald Trump no fue un suceso aislado. La amenaza de extremistas alimentados por teorías de la conspiración se cierne sobre Estados Unidos y preocupa al Gobierno. La advertencia ha llegado desde el Departamento de Seguridad Nacional, hasta ahora reacio a publicar informes de inteligencia o avisos públicos, y de la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi. «El enemigo está dentro», declaró el jueves la líder demócrata en rueda de prensa en el Capitolio.

La presencia de legisladores republicanos como la recién elegida Marjorie Taylor Greene, discípula de Trump y del movimiento conspiranoico QAnon, o de Andy Harris y Madison Cawthorm, quienes han tratado de entrar armados en el Congreso y están vinculados a movimientos que participaron en el asalto al Capitolio, han levantado las alertas entre los demócratas, mientras los líderes republicanos hacen oídos sordos a la radicalización de algunos de sus miembros. Tampoco se han inmutado frente a la inusual alerta de Seguridad Nacional sobre la creciente amenaza de terrorismo doméstico.

La congresista Marjorie Taylor Greene
La congresista Marjorie Taylor Greene

Sin mencionar a grupos específicos, el organismo ha alertado de que los extremistas y supremacistas blancos, continúan motivados por el asalto al Capitolio y podrían estar detrás de futuros ataques. Sus comunicaciones a través de la red rezuman ira «alimentada por las narrativas falsas» que defienden la teoría del robo electoral que dio la victoria a Joe Biden, avisa el departamento.

La presencia de congresistas que puedan legitimar la violencia ha aumentado las peticiones de renuncia o destitución por parte de los demócratas. En la diana está la representante Marjorie Taylor Greene. En un vídeo publicado, la congresista aparece acosando a un superviviente del tiroteo en la escuela de Parkland (Florida) en el 2018 y defendiendo que este tipo de ataques son orquestados por los defensores del control de armas. Entre los comentarico de Green en Facebook está uno en el que pedía para Pelosi «muerte o prisión» y otro sobre la ejecución del expresidente Barack Obama y otros prominentes demócratas. El representante Jimmy Gómez, demócrata de California, ha anunciado que presentará una resolución para que sea destituida de su puesto.

En lugar de condenar estos hechos, el líder de la minoría republicana, Kevin McCarthy, ha situado a Greene en el Comité de Educación del Congreso, mientras trata de reforzar sus lazos con Trump, después de suavizar las declaraciones en las que le responsabilizó del ataque al Capitolio. «Es una burla a todos los adolescentes asesinados en las escuelas», declaró Pelosi. 

Cita con Trump en Florida

McCarthy se reunió ayer en Florida con Donald Trump, tras asistir a un acto de recaudación de fondos para tratar de recuperar la mayoría de la Cámara en el 2022. Una victoria que podría darle el liderazgo. El encuentro indica su preferencia por recuperar el favor de Trump, pendiente de impeachment, en lugar de ponerse de lado de los republicanos que quieren recuperar el partido. Mientras, en Washington, los demócratas presionaban el Congreso para aumentar los gastos de seguridad para proteger a los congresistas de la amenaza extremista.

Biden firma dos órdenes ejecutivas para reforzar el Obamacare 

Joe Biden firmó ayer dos órdenes ejecutivas con la vista puesta en reforzar la Ley del cuidado de salud a bajo precio, conocida como Obamacare, y hacer así la sanidad más universal, en un momento en el que la pérdida de empleos causada por la pandemia ha dejado a millones sin cobertura médica.

En declaraciones a los medios tras estampar su firma en la orden, Biden destacó que sus medidas «desharán el daño causado por el expresidente Donald Trump al sistema sanitario estadounidense». Así, su Administración espera poder abrir un período de solicitud para aquellas personas que quieran acogerse al Obamacare, una ley que busca dar cobertura médica a las personas que no cuentan con seguro.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

La amenaza extremista aumenta en EE.UU. y se cuela en el Congreso