Biden se apresura a borrar el legado de Trump

La vuelta a la OMS y al Acuerdo del Clima, priorizar la lucha contra el covid, paralizar del muro y las deportaciones de inmigrantes, entre las 17 órdenes ejecutivas firmadas en 24 horas

Biden, en el despacho oval
Biden, en el despacho oval

Washington / E. La Voz

Joe Biden cumplió con su promesa de borrar de un plumazo la herencia más polémica de Donald Trump. Cinco horas después de jurar como el 46.º presidente de Estados Unidos se sentó en el escritorio Resolute del despacho oval para firmar diecisiete órdenes ejecutivas y un proyecto de reforma migratoria de urgencia para dejar claro que el país se adentra en una nueva era. Entre sus prioridades no solo está reparar los daños de su predecesor, sino «hacer que el país avance», según el comunicado de su equipo.

Si bien las órdenes ejecutivas tienen rango de ley, se abre ahora un tortuoso camino para hacer efectivos los grandes proyectos del mandatario demócrata que necesitarán del apoyo de los republicanos. El Senado instauró este jueves el equilibrio de fuerzas (50-50), tras seis años de mayoría conservadora, donde la vicepresidenta Kamala Harris tiene el voto de desempate. Pero un empate puede suponer un obstáculo a sus buenas intenciones.

Inmigración

Un plan ambicioso. Bajo el título de Ley de Ciudadanía de EE.UU. del 2021, Biden aspira a regularizar a los 11 millones de inmigrantes indocumentados que hay en el país y cambiar la gestión de las fronteras para proteger a las familias. Una de sus prioridades es evitar la separación de padres e hijos impuesta por su antecesor. En consecuencia, el Departamento de Seguridad anunció la paralización de las deportaciones de inmigrantes durante los próximo cien días.

Otra de las medidas es la paralización inmediata de la construcción del muro con México, eje de la política migratoria de Trump. Y el reinicio del programa DACA, que protege de la deportación a unos 650.000 jóvenes, que llegaron al país cuando eran niños, conocidos como dreamers (soñadores).

Lucha contra el covid

Prioridad absoluta. La nueva Administración se ha llevado la sorpresa de la ausencia total de un plan de vacunación contra el covid-19 dejado por Trump. «Tendremos que construir todo desde cero», confirmó uno de los asesores. El objetivo de la Casa Blanca es administrar 100 millones de inyecciones en 100 días cuando el país suma el récord mundial de 406.000 muertes. El plan presentado este jueves por Biden incluye diez decretos y la implicación del Pentágono, la obligación del uso de mascarillas en áreas federales y ayudas por 1,9 billones de dólares.

Oms y Acuerdo del clima

Fin del aislacionismo. La ONU dio una «cálida bienvenida» a las medidas con las que EE.UU. vuelve al multilateralismo. El aislacionismo de Donald Trump es ya un mal sueño. El golpe de timón de Biden llegó con la reintegración en la Organización Mundial de la Salud (OMS) y en el Acuerdo del Clima de París, dos de sus primeras promesas electorales. El principal epidemiólogo de la Casa Blanca de Trump y ahora asesor médico jefe de Biden, el doctor Anthony Fauci, encabezará la delegación de EE.UU. en la OMS. Fauci anunció que el país se suma al programa Covax para distribuir vacunas. El primer movimiento tras la vuelta al Acuerdo de París fue la reunión por videoconferencia este jueves entre el vicepresidente comunitario para el Pacto Verde Europeo, Frans Timmermans, y el enviado especial de EE.UU. para el Clima, John Kerry.

Relación con rusia

Una postura más dura. Biden intentará extender cinco años el único tratado con Rusia para limitar el arsenal nuclear, que expira el 5 de febrero y que Trump trató de torpedear. Se espera una postura más dura con el Kremlin. «Trabajaremos para que Rusia rinda cuentas por las acciones imprudentes y agresivas que hemos visto en los últimos meses y años», explicó un funcionario bajo la condición de anonimato a The Washington Post.

FIN AL VETO MUSULMÁN

Se reanudan los viajes. Biden anuló el veto impuesto por el republicano a los viajeros de once países de mayoría musulmana, conocido popularmente como el «veto musulmán». Otras dos órdenes ejecutivas contra la discriminación fueron la prevención del rechazo en el trabajo por la orientación sexual en el Gobierno federal y un compromiso de los funcionarios a no faltarse al respeto.

Medidas sociales

Ayudas ante la crisis económica. El demócrata cumplió dos de sus compromisos estrella de alivio a los más afectados por la pandemia. Suspendió hasta el 31 de marzo los desalojos y las ejecuciones hipotecarias y amplió hasta el 30 de septiembre la moratoria al pago de la deuda de estudiantes universitarios en manos del Gobierno y sus intereses.

Los nuevos símbolos del despacho oval

Toda una declaración de intenciones: de un sindicalista hispano a una piedra lunar

R. P.

Joe Biden se fotografió por primera vez en el renovado despacho oval, en el que lucen los nuevos símbolos del mandato del demócrata. Toda una declaración de intenciones de sus prioridades.

En un lugar preponderante, junto con las fotos de su familia (entre ellas la de su hijo Beau, fallecido de un tumor cerebral en el 2015), está el busto del activista y sindicalista César Chávez (1927-1993), uno de los más importantes líderes latinos en defensa de los derechos civiles de los hispanos y de los trabajadores del campo, en su mayoría inmigrantes. Chávez hizo popular el grito de «Sí, se puede», que luego recuperó Barack Obama. Su nieta, Julie Chávez Rodríguez, es la nueva directora de la Oficina de Asuntos Intergubernamentales de la Casa Blanca.

Una pintura del político y científico Benjamin Franklin representa el interés de Biden por la ciencia. Muy cerca, en una estantería, reposa una roca lunar para recordar a los estadounidenses la ambición y los logros de las generaciones anteriores.

Los bustos de Martin Luther King Jr. y Robert F. Kennedy flanquean la chimenea, así como los de la activista negra Rosa Parks y la ex primera dama Eleanor Roosevelt, en un guiño a sus esfuerzos en el movimiento por los derechos civiles. También se observa una escultura que representa un jinete a caballo de la tribu Chiricahua Apache.

En otra declaración de intenciones, Biden ha colgado un retrato del expresidente demócrata Franklin Delano Roosevelt, artífice del New Deal y el líder que guio al país durante la Segunda Guerra Mundial. Trump había colocado en su lugar al expresidente Andrew Jackson (1829-1837), un líder al que dijo admirar y cuyo paso por la historia ha sido criticado por ser el responsable del llamado «camino de lágrimas» de los nativos americanos expulsados de sus tierras.

La sala también incluye pinturas emparejadas de los expresidentes George Washington y Abraham Lincoln y un busto del exsenador Daniel Webster, quien defendió con fuerza a la Unión.

Biden mantiene las cortinas doradas de Donald Trump, que había recuperado del mandato de Bill Clinton. La alfombra azul oscuro también estuvo en la oficina durante la era Clinton y fue seleccionada porque al nuevo presidente le gusta su tono azul profundo.

Atrás quedan las banderas de las ramas del Ejército que Trump exhibió detrás del Resolute Desk (el escritorio presidencial). Biden ha instalado una bandera estadounidense y otra con sello presidencial. También ha sido retirada el busto del ex primer ministro británico Winston Churchill que el anterior inquilino de la Casa Blanca.

Vuelven las ruedas de prensa a la Casa Blanca con «la verdad»

En su primera aparición, la nueva secretaria de prensa de la Casa Blanca, Jen Psaki, anunció que la Administración Biden tiene el compromiso de traer de vuelta «la verdad y la transparencia» a este tipo de reuniones informativas. La retórica del nuevo Gobierno contrasta con la beligerancia de Trump, quien protagonizó encontronazos, abandonos y ataques a periodistas y medios.

La de Psaki fue la primera rueda de prensa de la Casa Blanca desde el 15 de diciembre, exceptuando una declaración sin opción a preguntas del 7 de enero tras el asalto al Capitolio. Psaki anunció que la Administración Biden retomará las sesiones informativas periódicas sobre la pandemia, una costumbre que se perdió en abril del 2020, coincidiendo con algunas de las recomendaciones de Trump, como inyectarse desinfectante.

Donald Trump dejó una carta a su sucesor, presionado por su equipo

El propio Joe Biden desveló que Donald Trump le ha dejado «una carta muy generosa» antes de abandonar la Casa Blanca, aunque decidió no revelar el contenido por respeto al que fuera su contrincante en las elecciones. Fuentes cercanas al presidente saliente señalaron a los medios estadounidenses que el magnate decidió dejar la misiva tras las presiones de su equipo.

«Escribió una carta muy generosa. Debido a que es privada no hablaré de ella hasta que hable con él, pero fue generosa», indicó el demócrata en respuesta a una pregunta de un periodista, en sus primeras declaraciones a la prensa en el despacho oval.

Kamala Harris y su marido, Douglas Emhoff, no se mudarán aún a la residencia ocupada por los vicepresidentes de EE.UU., una mansión ubicada a solo cuatro kilómetros de la Casa Blanca. La vivienda necesita algunas reparaciones que se pueden realizar «más fácilmente» si la casa no se encuentra ocupada, ahora que Mike Pence y su familia ya no están.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
10 votos
Comentarios

Biden se apresura a borrar el legado de Trump