«Estaremos de vuelta de algún modo», asegura Trump en su despedida

Manuel Costoya
M. C. Cereijo REDACCIÓN / LA VOZ

INTERNACIONAL

CARLOS BARRIÁ | REUTERS

El presidente saliente evita la autocrítica y defiende su legado, que resume como «cuatro años increíbles», en su último acto tras abandonar la Casa Blanca

20 ene 2021 . Actualizado a las 19:57 h.

Donald Trump hizo de sí mismo en su adiós como presidente de Estados Unidos y convirtió su salida del poder en una especie de reality show, con música perfectamente acompasada a sus movimientos, aunque para una audiencia muy limitada. Ni un solo alto cargo de su Gobierno fue a despedirlo, ni a la Casa Blanca, de donde salió en helicóptero, ni a la base aérea de Andrews, desde donde despegó el avión presidencial Air Force One rumbo a su mansión privada en Palm Beach (Florida). El vicepresidente Mike Pence declinó la invitación, al igual que el exjefe de gabinete John Kelly y otros cargos descabezados por el magnate en sus cuatro años de poder. Tampoco hubo en el acto ni un atisbo de autocrítica en sus palabras, ni menciones para Biden, salvo para lanzarle algún dardo. «Espero que no les suban los impuestos. Y si lo hacen, yo ya lo advertí», sostuvo.

El último acto de Trump como presidente fue un mitin en toda regla, con una escenografía medida. El Marine One, su helicóptero, aterrizó en Andrews al ritmo del éxito de la música disco Gloria, de Umberto Tozzi, uno de los temas que suelen sonar al inicio de sus actos electorales. Más música hasta llegar al escenario, donde el presidente saliente se dirigió a sus fieles. «Han sido cuatro años increíbles —dijo—. No fuimos una Administración normal», afirmó, para destacar que solo la pandemia provocada por el covid-19 hizo que Estados Unidos no lograse mayores éxitos económico. Trump sigue sin reconocer su derrota en las elecciones de noviembre y mantiene, sin evidencia, haber sido objeto de un «fraude electoral». «Estaremos de vuelta de algún modo», sostuvo antes de la despedida en su breve alocución. Y de nuevo la música. My way, sonó en el adiós.

Trump hizo honor a la letra de Sinatra. Siempre actuó a su manera. Con su salida de la Casa Blanca, concluyen cuatro años turbulentos marcados por la polémica en los que pasará a la historia como el primer presidente de EE.UU. al que se le han abierto dos procesos de juicio político —impeachment, el segundo de los cuales está aún pendiente de decidirse en el Senado. También ha sido el único presidente, desde 1869, que no ha asistido a la toma de posesión de su sucesor.