Rebelo de Sousa arrolla a sus rivales en el debate de las presidenciales lusas

Los sondeos auguran que el jefe de Estado portugués se impondrá ya en la primera vuelta

El presidente de Portugal, Marcelo Rebelo de Sousa
El presidente de Portugal, Marcelo Rebelo de Sousa

Lisboa / Corresponsal

Marcelo Rebelo de Sousa fue más presidente que nunca, y arrolló la noche del martes a los seis adversarios que lo quieren suceder como jefe de Estado portugués, en el único debate televisivo programado de cara a las presidenciales del 24 de enero. Todas las encuestas auguran una holgada victoria de Rebelo de Sousa ya en la primera vuelta, que le bastaría para continuar en el cargo cinco años más.

Los sondeos sitúan en segunda posición a la embajadora y exeurodiputada socialista Ana Gomes, aunque a bastante distancia de Rebelo. El populista de extrema derecha André Ventura, apoyado por Marine Le Pen, se situaría, cerca de Gomes, en la tercera posición. Le siguen la eurodiputada del Bloco de Esquerda Marisa Matias, y el también eurodiputado, pero del Partido Comunista, João Ferreira, el liberal Tiago Mayan y el independiente Vitorino Silva, conocido como Tino de Rans.

Primer debate con todos los candidatos

«Este es el primer debate, en 46 años de democracia, en el que participamos todos los candidatos a la presidencia de la República, porque no lo quisieron ninguno de mis antecesores, el general Ramalho Eanes, Mário Soares, Jorge Sampaio y Anibal Cavaco Silva», dijo, nada más comenzar su intervención, Rebelo de Sousa, el único que participó por videoconferencia, desde su casa, con mascarilla, siguiendo las indicaciones de la Dirección General de Salud portuguesa, tras dar positivo en una PCR, y otras tres pruebas negativas.

Todos los analistas coinciden en que el debate televisivo a siete ha sido decisivo y ha beneficiado a Marcelo, «que ha sabido utilizar muy bien su posición privilegiada como jefe de Estado, ante la ausencia de campaña electoral, por el confinamiento general», afirma el politólogo António Costa Pinto.

Precisamente el primer bloque de intervenciones fue sobre la gestión de la pandemia y la posibilidad de retrasar o cancelar los comicios del 24 de enero, por el confinamiento general, el alarmante avance del covid-19 y el récord de fallecidos y contagiados, como defendió Ana Gomes. A esta propuesta, Rebelo de Sousa respondió tajante: «He consultado a todos los partidos con representación parlamentaria sobre el retraso o cancelación de las elecciones del próximo 24 de enero y si estaban de acuerdo en la revisión constitucional para llevarlo a cabo y todos han preferido no hacerlo», dijo el candidato Rebelo de Sousa, dejando sin argumentos a sus seis contrincantes.

Uno de los momentos más intensos del debate fue cuando Tiago Mayan, Tino de Rans y André Ventura acusaron al actual presidente de su proximidad con el primer ministro, António Costa. «Por eso Costa apoya en estas elecciones a Marcelo y no a Ana Gomes», afirmó Ventura. «El presidente gobierna para todos, no solo para los de su cuadrante ideológico, tiene que unir, crear consenso y ayudar a que el país tenga estabilidad», sentenció Marcelo.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Rebelo de Sousa arrolla a sus rivales en el debate de las presidenciales lusas