El Parlamento Europeo inicia el estudio del pacto «postbrexit» con el foco puesto en la pesca

El líder laborista renuncia a revisar el tratado si gana en el 2024

El líder laborista, Kier Starmer, durante una comparecencia este lunes
El líder laborista, Kier Starmer, durante una comparecencia este lunes

londres / e. la voz

El Acuerdo Comercial y de Seguridad que el Reino Unido y la UE firmaron la pasada Nochebuena volverá a ser noticia en las próximas semanas. ¿La razón? El Parlamento Europeo comenzó ayer a revisar el contenido del tratado que evitó un brexit abrupto y que, aunque en vigor desde el 31 de diciembre, lo está de manera provisional.

En la primera ojeada que los eurodiputados le dieron al texto, de más de mil páginas, la espinosa cuestión de la pesca salió a relucir de nuevo. Legisladores españoles de casi todos los partidos expresaron su preocupación por lo acordado con Londres y exigieron a Bruselas que prepare «medidas compensatorias» para paliar las posibles consecuencias que lo pactado tendrá sobre el sector, reseñó Europa Press.

Durante meses la cuestión pesquera mantuvo las negociaciones entre el Reino Unido y la UE estancadas e incluso se temió que impidiera firmar un acuerdo. El Gobierno de Boris Johnson se negaba a permitir a la flota comunitaria seguir faenando en sus aguas como habían hecho durante más de cuatro décadas, mientras que los Veintisiete consideraron inaceptable que se les exigiera a sus marineros entregar hasta el 80 % de lo capturado.

No obstante, al final las partes acordaron que durante cinco años y medio los pescadores comunitarios podrán trabajar en aguas británicas, pero se impusieron cuotas que se irán ajustando gradualmente.

La directora Pesca de la Comisión Europea, Charlina Vitcheva, quien compareció ante la Comisión de Pesca, trató de tranquilizar a los parlamentarios al asegurarles que lo pactado dará más de un lustro de estabilidad al sector y que, vencido el plazo, habrá que negociar anualmente con Londres el monto de las capturas.

Proceso inédito

La normativa establece que los tratados internacionales deben recibir el visto bueno de los eurodiputados antes de entrar en vigor, pero como las negociaciones del postbrexit seguían abiertas a principios de diciembre, la Cámara decidió que el asunto se analizaría a principios del 2021 para evitar así un divorcio abrupto. No obstante, la instancia legislativa dejó claro que este caso «no podía interpretarse como un precedente».

Esta aplicación provisional durará hasta el 28 de febrero, pero el Parlamento Europeo quiere extenderla para dar el consentimiento final entre el 8 al 11 de marzo. Ayer el texto fue analizado por las comisiones de Pesca y de Comercio Internacional y el jueves se prevé que lo haga la de Asuntos Exteriores.

Mientras, en Londres, en el Partido Laborista trataban de digerir el anuncio de su líder, Keir Starmer, de que no buscará renegociar el acuerdo posbrexit si gana las próximas elecciones generales, que deberían celebrarse en el 2024, a pesar de que él mismo criticó el tratado al considerar que no es lo que Johnson había prometido. «No creo que haya margen para una renegociación importante. Acabamos de tener cuatro años de negociaciones. Hemos llegado a un tratado y ahora tenemos que hacer que funcione», declaró en una entrevista a la BBC.

El brexit dividió tanto al laborismo como a los conservadores y aunque Starmer defendió la permanencia en la UE en el referendo del 2016, parece que ahora quiere dejar la cuestión a un lado.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El Parlamento Europeo inicia el estudio del pacto «postbrexit» con el foco puesto en la pesca