María José Cores, concejala gallega en Harrison (Nueva Jersey): «El trumpismo, por desgracia, no se va a acabar, pero sí va a encoger, quedará un grupito»

La gallega, que ejerce un cargo público en Estados Unidos, reconoce a Trump como responsable, pero le cuesta culparle


El próximo 21 de marzo hace 37 años que María José Cores abandonó su tierra natal, Santa Uxía de Ribeira, para empezar una nueva vida al otro lado del Atlántico. Concretamente se instaló en Harrison, una localidad en el estado estadounidense de Nueva Jersey, donde desde noviembre del 2019 ejerce como concejala. Una tarea que hace con orgullo y a la que le pone muchas ganas porque le encanta ayudar a los demás, aunque este último año, el primero desde que se ha estrenado en el cargo, no haya podido tener mucho contacto con la gente. A pesar de que reconoce que el principal responsable de lo sucedido el pasado día 6 de enero en el Capitolio es Donald Trump, le cuesta culparle. Confía en que lo sucedido sirva para unir más a la sociedad, porque no se quiere creer que «una sola persona sea capaz de crear tanto caos en un país».

—¿Cómo vivió usted lo que sucedió el pasado jueves?

—Tuve una sensación rara, sentimientos encontrados, vergüenza, frustración, me parecía increíble que esto pudiera pasar aquí. Nunca creí que llegaríamos a este extremo.

—¿Es tan fácil como parece asaltar el Capitolio?

—No es fácil entrar, hasta ahora con la seguridad que tenían fue suficiente, no hizo falta más, a no ser que hubiera una manifestación. En esta ocasión, los seguidores de Trump dijeron que se iban a manifestar pacíficamente, no esperaban que fueran a llegar a este extremo, creo yo, ni ellos, ni nosotros ni nadie, pero claro, fueron instigados.

—¿Qué consecuencias cree que puede traer esto?

—Creo que esto nos va a unir un poco más, por lo menos la noche del miércoles en el Congreso, muchos congresistas que estaban en contra, votaron a favor de Biden, ya no hubo tanta discusión, hubo muy poca oposición. Creo que nos va a unir más, quiero ser positiva, no me puedo creer que una persona que tenga poder sea capaz de crear tanto caos en este país.

—¿Supondrá el fin del trumpismo o todo lo contrario?

—El trumpismo, por desgracia, no se va a acabar, pero sí se va a encoger, va a disminuir muchísimo, quedará un grupito y nada más. Tiene que desaparecer porque él instigó, él mintió... No me gusta hablar mal del presidente pero yo lo culpo en parte a él, porque incitó a la gente a que se presentara en el Capitolio, decía que no iba a entregar la silla... Yo lo culpo a él, y no lo tengo que hacer.

—¿Por qué?

—Por respeto al presidente, aunque creo que no merece ninguno.

—¿Se percibe una fractura social en la sociedad?

—No, pero es que Nueva York, Nueva Jersey, Connecticut... son estados demócratas. Al contrario, más bien lo que se percibe es una postura unitaria al respecto, la gente cree que está loco. En esta zona no se ve fractura, sino más fortaleza.

—¿Lo mejor que les puede pasar a los republicanos es que inhabiliten a Trump?

—No creo que los republicanos cometan el error de volver a apoyarlo, a lo mejor tres o cuatro, pero pocos. Solo ha estado una legislatura y ni se quiere ir, ya ves el problema que tenemos aquí. La noche del jueves aceptó y aún así dijo que no perdió las elecciones, y todo basado en mentiras, porque en todos los estados que quiso poner denuncias ninguna fue aprobada. Yo creo que los republicanos están hartos de él.

—¿El asalto al Capitolio debilita o fortalece la democracia?

—El asalto al Capitolio ha sido vergonzoso, frustrado... aún me parece increíble que viviéramos eso el día de Reyes. Yo creo que va a reforzar la democracia. Creo en el derecho de la gente a manifestarse y expresar su opinión, pero para ello no hay destrozar nada, ni maltratar, ni abusar... Ni aquí, ni en la China, ni en Japón. Tienes derecho a manifestarte, a brindar tus opiniones, sin intimidar. Después te encuentras con las discusiones de los que son cerrados de mente y que defienden de que tenía que haber sido así... Hay muchas maneras de hacer las cosas. Lo que hicieron esas mil y pico de personas fue una vergüenza, murieron cinco personas, y que hasta ahora solo detuvieran a 56... ¿Hasta qué punto hay que llegar? Es que no hablan cinco o diez personas más, habla el resto de país. El resto del país votó a Biden, y se acabó.

—Para alguien que ejerce a diario de concejala, lo que ha pasado ¿anima o desanima para continuar haciendo política?

—Este año aquí en Harrison se ayudó muchísimo socialmente, pero debido al coronavirus no podías tener tanta relación con la gente, no hay reuniones presenciales, es todo por zoom... Aun así a mí me animó a estar en contacto con la gente, yo soy una persona a la que le gusta ayudar. Además, el alcalde y los concejales, que son muy buena gente, siempre están dispuestos, y eso para mí es maravilloso. A mí no me desanimó, todo lo contrario.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
12 votos
Comentarios

María José Cores, concejala gallega en Harrison (Nueva Jersey): «El trumpismo, por desgracia, no se va a acabar, pero sí va a encoger, quedará un grupito»