Seguidores de Trump asaltan el Capitolio y obligan a suspender la sesión para ratificar a Biden como presidente

Los disturbios dejan cuatro muertos. El vicepresidente, Mike Pence, ha sido evacuado. Se ha decretado el toque de queda en Washington. La presidenta de la Cámara, Nancy Pelosi, anuncia que la certificación de votos seguirá «esta misma noche» (en Estados Unidos). El Capitolio confirma que el edificio está bajo control


Redacción

«La democracia está bajo un ataque sin precedentes» que «roza la sedición, y debe acabar ahora». Así reaccionaba el presidente electo de EE.UU. Joe Biden después del asalto al Congreso de cientos de seguidores del mandatario Donald Trump. Estos se concentraron ante el Capitolio en Washington y derribaron varias vallas de seguridad, lo que generó choques con la policía y caóticas escenas a las puertas del Congreso, donde los legisladores abordaban la validación formal de triunfo de Joe Biden en las presidenciales. Como consecuencia, la Policía ordenó la evacuación de dos edificios aledaños y el cierre de emergencia del Capitolio. El vicepresidente, Mike Pence, era evacuado y las sesiones suspendidas. Tres horas después del asalto, se restableció la seguridad en su interior.

«Solicito al presidente Trump salir en televisión nacional ahora y cumplir con su juramento y defender la Constitución y exigir el fin de este asedio», dijo Biden, después de que al menos varios centenares de personas consiguiesen entrar en el edificio.

Trump, hasta ahora, no lo hizo pero en Twitter pidió a los manifestantes volver a sus casas, sin reconocer la derrota electoral. Esta red social eliminaba varias de las publicaciones del expresidente a medianoche.

Ese mensaje se producía después de una jornada sin precedentes en la historia de los Estados Unidos. En el interior del Capitolio los manifestantes se han enfrentado a las fuerzas de seguridad. La mujer que resultó herida de bala en el asalto ha fallecido, según ha informado el canal MSNBC. En total, hay cuatro fallecidos.

Trump fue modificando su discurso ante la gravedad de los acontecimientos, pero siempre sin reconocer su derrota. Con anterioridad a su última comunicación en Twitter, el expresidente de los Estados Unidos había pedido calma, pero en ningún momento que los manifestantes se disolviesen. «Mike Pence no tuvo la valentía de hacer lo que debería haber hecho para proteger a nuestro país y a nuestra Constitución (...). ¡Estados Unidos exige la verdad!», escribió Trump en un primer tuit mientras sus seguidores entraban a la fuerza en el Capitolio.

En un segundo tuit, diez minutos más tarde, el mandatario añadió: «Por favor, apoyen a nuestra Policía del Capitolio y fuerzas de seguridad. Están verdaderamente del lado de nuestro País. ¡Sean pacíficos!». Sin embargo, Trump no llegó a pedir a sus seguidores que pararan el asalto.

«Se que están dolidos y heridos. Nos robaron las elecciones, unas elecciones que ganamos por mayoría. Todo el mundo lo sabe, especialmente en el otro lado (los demócratas), pero se tienen que ir a casa ahora», expresó Trump.

Las imágenes del exterior mostraban cómo los seguidores del mandatario saliente se encaraban con los agentes que conformaban la barrera policial de seguridad y eran repelidos con gases lacrimógenos por la Policía que custodiaba el Congreso. Algunos de ellos aprovecharon las estructuras desplegadas para la toma de posesión del presidente electo, el demócrata Joe Biden, para escalar y acercarse a la escalinata del Congreso. También ha habido enfrentamientos con la policía, que ha utilizado gas mostaza para intentar dispersar a la multitud, según la CNN. La alcaldesa de Washington ha declarado inmediatamente el toque de queda para el anochecer, ante el riesgo de violencia.

;
Momento en el que los seguidores de Trump asaltan el Capitolio La sesión para ratificar la victoria de Biden ha tenido que ser ser suspendida

Ante la gravedad de lo sucedido, el Pentágono activó a todos los reservistas de la Guardia Nacional del Distrito de Columbia, alrededor de 1.100 soldados, para tratar de contener la insurrección.

La jornada

A mediodía, Trump se dirigió a las manifestantes para prometer que «nunca» concedería la derrota y urgió a sus seguidores a marchar hacia el Congreso. En el interior, los legisladores celebran la sesión formal para validar los votos de las elecciones de noviembre en las que Biden se impuso a Trump.Ante estos disturbios, los legisladores pidieron un receso en sus debates ante el peligro de que algún manifestante violento pueda ingresar al Congreso.

Estos hechos se produjeron después de que el el vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence, hubiese echado por tierra las aseveraciones del presidente, Donald Trump, sobre su supuesto poder para revocar el resultado de las elecciones en el Congreso del país, al tiempo que ha tildaba de «antiético» que el vicepresidente tuviese autoridad para poder llevar a cabo ese movimiento.

«Nuestros fundadores (de Estados Unidos) fueron muy escépticos sobre la concentración de poderes y crearon una república basada en la separación de poderes (...) bajo la Constitución», ha señalado Pence, subrayando que «investir a un vicepresidente con la autoridad unilateral para decidir el resultado de las elecciones sería totalmente antiético bajo ese diseño».

En un comunicado, Pence insistía en que «no cree» que los fundadores de Estados Unidos pretendieran otorgar ese poder al vicepresidente del país, momentos antes de que diese comienzo la sesión conjunta del Congreso del país en la que se certificará la victoria del candidato demócrata, Joe Biden, en los comicios del 3 de noviembre.

Posteriormente, Trump culpaba a su vicepresidente, Mike Pence, del caos en Washington por no haberse arrogado poderes que no le otorga la Constitución para revocar su derrota electoral, mientras sus seguidores asaltaban el Capitolio.

Intención de seguir

La presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, ha anunciado que la certificación de los votos del Colegio Electoral estado por estado interrumpida por el asalto de simpatizantes de Donald Trump seguirá finalmente este mismo miércoles.

«Tras consultar con el portavoz (demócrata Senty) Hoyer y con el responsable de disciplina de voto (Jim) Clyburn y hablar con el Pentágono, el Departamento de Justicia y el vicepresidente (Mike Pence), hemos decidido que debemos seguir adelante esta misma noche en el Capitolio una vez que nos den luz verde para su uso. El portavoz Hoyer remitirá más instrucciones en una próxima comunicación», ha afirmado Pelosi en una misiva remitida a los congresistas.

El sargento en armas de la Cámara de Representantes, Paul Irving, ha informado a los congresistas poco antes de las 17.00 horas (23.00 horas) de que el Capitolio está ya bajo control, según ha explicado posteriormente el propio Irving en declaraciones a la prensa recogidas por la emisora pública estadounidense NPR.

Mientras, el senador demócrata Joe Manchin ha reafirmado la intención de los congresistas de concluir el proceso de certificación esta misma noche. «Estos matones no nos van a echar», ha advertido en declaraciones a la CNN.

Incluso congresistas considerados afines a Trump como el senador Josh Hawley han manifestado que el Congreso «debe retomar sus funciones y acabar el trabajo».

Reacciones

La Unión Europea ha denunciado el «asalto a la democracia» en Estados Unidos vivido este miércoles en Washington. «A ojos del mundo, la democracia estadounidense parece estar asediada. Esto es un asalto sin precedentes a la democracia, las instituciones y el Estado de Derecho en Estados Unidos», ha asegurado el Alto Representante de la UE para Política Exterior, Josep Borrell, en un mensaje en redes sociales.

En España, Pedro Sánchez manifestaba su apoyo al presidente electo, Joe Biden en un tuit, en el que muestra su preocupación por lo que está sucediendo.

El presidente del PP, Pablo Casado, calificó de «inaceptable» el asalto al Capitolio en Washington y ha subrayado su confianza en que Joe Biden superará la «crisis institucional» que sufre Estados Unidos y que Donald Trump «debe atajar».

«El asalto al Capitolio es inaceptable. La democracia se basa en la representación parlamentaria que no puede ser coaccionada. Es lamentable que una gran nación como EEUU sufra esta crisis institucional que debe atajar el presidente saliente y confío superará el presidente electo», ha escrito Pablo Casado en su cuenta de Twitter.

Podemos ha afirmado que Donald Trump ha llamado «al golpe de estado» en Estados Unidos y ha considerado que el asalto al Capitolio por sus seguidores «es el resultado de los discursos antidemocráticos e incendiarios de la ultraderecha».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
7 votos
Comentarios

Seguidores de Trump asaltan el Capitolio y obligan a suspender la sesión para ratificar a Biden como presidente