Gales y Escocia tendrán menos peso al perder 10 escaños en la Cámara que se elegirá en el 2024

La redistribución de los legisladores se realizará al amparo de la Ley de Circunscripciones Parlamentarias aprobada en diciembre. Inglaterra verá cómo sus asientos en la Cámara de los Comunes se elevan desde 533 hasta 543

Vista del Parlamento británico durante el debate de la Cámara de los Comunes en el que se aprobó el acuerdo definitivo sobre el «brexit»
Vista del Parlamento británico durante el debate de la Cámara de los Comunes en el que se aprobó el acuerdo definitivo sobre el «brexit»

LONDRES / E. LA VOZ

Gales y Escocia tendrán menos voz y peso en el próximo Parlamento de Westminster que se elegirá en el 2024, pues ambas perderán 10 escaños en la Cámara de los Comunes a favor de Inglaterra, lo cual podría echar más leña al fuego del separatismo en las dos regiones británicas. La redistribución de los legisladores se realizará al amparo de la Ley de Circunscripciones Parlamentarias aprobada en diciembre, la cual prevé rediseñar los distritos electorales basándose en su población.

Bajo esta línea, Gales pasará de tener 40 escaños a 32 y Escocia de 59 a 57, mientras que Inglaterra verá cómo sus asientos en la Cámara de los Comunes se elevan desde 533 hasta 543. Solamente la representación de la conflictiva Irlanda del Norte se mantendría inamovible con 18 diputados.

Redibujando el mapa

El proceso de revisión del mapa electoral británico se inició este martes, después de que la Oficina Nacional de Estadística (ONS, por sus siglas en inglés) publicara el último censo electoral, tal y como manda la Ley de Circunscripciones Parlamentarias. Según el padrón, 47,5 millones de personas están inscritas para votar en los 650 distritos electorales y la mayoría de dichos electores están en Inglaterra (41,3 millones), mientras que el resto se distribuye en el siguiente orden: Escocia, con 4,2 millones; Gales con 2,3 millones; e Irlanda del Norte con 1,3 millones.

Desde hace años expertos y partidos políticos vienen abogando por una reforma electoral que haga que la Cámara de los Comunes refleje la pluralidad de la sociedad británica. Sin embargo, los cambios contenidos en la nueva ley no solo no modifican las bases del sistema que privilegia a los dos grandes partidos, sino que además podrían ahondar en la desafección que Escocia y Gales ya sienten por pertenecer al Reino Unido. «Gales perderá más que cualquier otra nación como resultado de esta ley (...) Westminster simplemente no funciona para Gales», afirmaron desde el partido independentista Plaid Cymru.

Pese a que en Gales el sentimiento nacionalista no es muy elevado, en Escocia no ha hecho más que aumentar. «Esto es totalmente injusto y va en contra de los llamamientos de que Escocia debe liderar al Reino Unido, no dejarlo», se quejó David Linden, del Partido Nacionalista Escocés, quien agregó: «Escocia está representada por 59 diputados, y mientras sigo trabajando para que Escocia deje de estar gobernada por Westminster, lucharé para que tenga una representación justa en esta Cámara».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Gales y Escocia tendrán menos peso al perder 10 escaños en la Cámara que se elegirá en el 2024