Arabia Saudí y Catar firman la paz después de tres años bloqueo

R.Paíno REDACCIÓN / LA VOZ

INTERNACIONAL

El príncipe Mohamed bin Salman (derecha) recibió al emir de Catar (izquierda), en el aeropuerto de Al Ula, la ciudad saudí que acoge la cumbre del Golfo
El príncipe Mohamed bin Salman (derecha) recibió al emir de Catar (izquierda), en el aeropuerto de Al Ula, la ciudad saudí que acoge la cumbre del Golfo BANDAR ALGALOUD | Reuters

El abrazo entre el príncipe heredero saudí y el emir catarí escenifica el deshielo tras la ruptura de relaciones en junio del 2017

05 ene 2021 . Actualizado a las 19:10 h.

Arabia Saudí y Catar pusieron ayer fin a uno de los conflictos más graves en el Golfo después de más de tres años y medio de ruptura de relaciones del cuarteto árabe liderado por Riad con el régimen de Doha. El deshielo incluye un pacto de no agresión.

La reconciliación tuvo como marco la cumbre anual del Consejo de Cooperación del Golfo (CCG), y tras una seria paso concatenados: a última hora del lunes Riad anunció la reapertura la frontera con Catar, minutos después el emir catarí Tamim bin Hamad al Zani, informaba de su participación en la cumbre (en principio había rehusado). La firma de la paz se escenificó con el abrazo este martes entre el emir y el príncipe heredero saudí, Mohamed bin Salman, en el aeropuerto del enclave saudí de Al Ula, sede de la cita. «El reino está feliz de darle la bienvenida», dijo el hombre fuerte del reino de los Saud a su invitado.

Se pone fin así a de la disputa iniciada en junio del 2017 cuando Arabia Saudí, Egipto, los Emiratos Árabes Unidos y Baréin cortaron los lazos diplomáticos y comerciales e impusieron un bloqueo por tierra, mar y aire al pequeño Estado de Catar, tras acusarle de «patrocinar el terrorismo y de favorecer los intereses» de sus enemigos en la región, Irán y Turquía.

«Sí, lo que ocurrió hoy [por ayer] es un fin completo de las disputas y recuperación completa de las relaciones diplomáticas, lo que se aplicará a todos los países miembros y también a Egipto, y será una base fuerte e importante para el futuro de la región y su estabilidad», afirmó el ministro de Exteriores saudí, Faisal bin Farhan, en la rueda de prensa tras lectura del comunicado final.

«Todos los casos pendientes, relaciones diplomáticas y vuelos volverán a ser como antes», afirmó el ministro. Entre los invitados a la cumbre estaba le yerno y asesor de Donald Trump, Jared Kushner, que lideró los esfuerzos de EE.UU. para propiciar el deshielo.

La cumbre acordó una declaración de solidaridad en la que todas las partes acordaron respetar el principio de no injerencia en los asuntos de sus vecinos y la libertad de conducir cada uno su propia política exterior.

Las principales bolsas de los países del golfo Pérsico cerraron este martes en positivo, tras el fin del conflicto con Catar.

La crisis, una de las más graves que ha vivido el CCG desde su creación en 1981, ha afectado a toda la región, pero sobre todo a Catar, que se ha visto aislado diplomática y comercialmente. Además, generó preocupación en Occidente por romper la paz de años entre los reinos de la península Arábiga y el temor a que Irán y Turquía aprovechasen la ocasión para fortalecer su hegemonía.