Santos Silva: «Portugal quiere que la Unión Europea recupere su peso político y estratégico»

El ministro de Exteriores afronta el reto de coordinar la sexta presidencia lusa de la UE

Augusto Santos Silva, ministro de Exteriores de Portugal
Augusto Santos Silva, ministro de Exteriores de Portugal

Lisboa | Corresponsal

El historiador y profesor universitario Augusto Santos Silva (Oporto, 1956) pertenece al núcleo duro del Gobierno de António Costa, como ministro de Exteriores desde el 2015. Con un gran bagaje político a sus espaldas, tiene ante si el reto de coordinar la sexta presidencia portuguesa de turno de la Unión Europea, durante el primer semestre del 2021. No es la primera vez para él como ministro, ya que formó parte del gobierno de José Sócrates, que en el segundo semestre del 2007, asumió la anterior presidencia lusa de la UE.

Santos Silva confiesa a La Voz, en vísperas de tomar el relevo de Alemania: «va a ser una presidencia difícil, atípica y diferente, sin el Reino Unido y porque estamos en plena pandemia e inmersos en el programa de vacunación. Estamos preparados para adaptar el programa sobre la marcha». El jefe de la diplomacia portuguesa avanza las tres prioridades de la presidencia rotativa lusa: «que Europa vuelva a tener el peso que le corresponde en el mundo, que favorezca una rápida recuperación económica de la UE y que se sienten las bases del pilar europeo de derechos sociales».

-¿Qué es lo que más les preocupa en vísperas de asumir la presidencia de turno de la UE?

-Estamos preparados para este desafío aunque nos encontremos ante uno de los momentos más complicados que ha atravesado nuestro continente desde el final de la Segunda Guerra Mundial, en plena pandemia del coronavirus. Somos realistas pero estamos seguros de que todo va a salir bien, aunque va a ser una presidencia difícil y atípica, con el Reino Unido definitivamente fuera de la Unión Europea y el comienzo de la vacunación. Es nuestra sexta presidencia rotatoria y hemos preparado un ambicioso programa adaptado a la pandemia y a los imprevistos que vayan surgiendo.

-¿A qué se refiere con un programa adaptado a la pandemia?

-Sería absurdo preparar un programa de reuniones y cumbres 100% presencial, porque no sabemos cómo va a evolucionar la pandemia en los próximos meses. Por ello hemos diseñado varios programas que cubren los diferentes escenarios posibles, con reuniones y cumbres telemáticas inicialmente y esperemos que a partir de abril presenciales. Aunque lo iremos viendo sobre la marcha

-¿Cuáles son los principales objetivos de la presidencia portuguesa de la UE?

-Además de que la vacunación sea un éxito en todos los países tenemos tres objetivos prioritarios. El primero que Europa recupere su peso político y estratégico en el mundo sustentado en los valores europeos que debemos retomar. El segundo que consigamos una rápida recuperación económica en toda la Unión Europea. Es el momento de apostar por dicha recuperación de una manera más digital y verde. El tercero, y en el que tenemos depositadas todas nuestras esperanzas, sentar las bases entre todos los miembros comunitarios para el pilar europeo de los derechos sociales.

-¿Entre esos objetivos están normalizar las relaciones trasatlánticas con EE.UU.?

-Es muy importante retomar la relación de cordialidad y colaboración con los Estados Unidos, tan deteriorada en los últimos cuatro años. Estamos seguros de que con la nueva presidencia de Joe Biden el diálogo volverá a fluir con total normalidad. El momento decisivo será la cumbre entre Europa y Estados Unidos, que confiamos se pueda realizar este semestre, tras la de la OTAN en Bruselas. También aprovecharemos el papel de Portugal como interlocutor privilegiado con África y con la India para hacer más sólidas las relaciones económicas y estratégicas con ambos.

-¿Cómo se plantea la recuperación económica y social en la Unión Europea?

-Este semestre trabajaremos más unidos que nunca para aprobar en la UE medidas conjuntas de apoyo formativo y económico para recuperar el tejido empresarial y laboral perdido el último año, impulsando un modelo verde y ecológico, la transición tecnológica digital y la defensa del modelo social en el tejido empresarial.

-¿Qué papel tendrá la Cumbre Social de Oporto en mayo?

-Un papel decisivo. El 7 de mayo se reunirán los agentes sociales y las asociaciones europeas para crear ese pilar social europeo del que le hablaba antes. El 8 de mayo por la mañana se realizará un Consejo Europeo y por último una cumbre UE- India. En Oporto estarán las mayores democracias mundiales, la India y la UE. Además, la región del Indo-Pacífico es hoy una zona fundamental estratégicamente y económicamente.

-¿Hay fecha para la cumbre entre la UE y África?

-Todavía no tenemos fecha aunque seguramente se celebrará durante nuestra presidencia y antes de la cumbre China-África prevista para el segundo semestre del año.

Un político de raza, diplomático y astuto con muchos años en cargos de relevancia 

Augusto Santos Silva es uno de los políticos más veteranos, conocidos y valorados de Portugal, no solo por edad sino por los años que lleva desempeñando cargos públicos y ministeriales de relevancia, primero con António Guterres, hoy secretario general de la ONU, después con José Sócrates y desde el 2015, como ministro de Negocios Extranjeros, en los dos ejecutivos que lleva dirigiendo su amigo António Costa.

Su formación de historiador y su experiencia didáctica como profesor universitario en la Universidad de Oporto han sido decisivas para conseguir la excelente oratoria que despliega tanto en sus intervenciones públicas como cuando responde a las preguntas de los periodistas, donde siempre consigue desviarse en las respuestas hasta donde quiere llegar, con elegancia y clase. Los que lo conocen lo definen como un «excelente negociador, ágil, educado», pero «duro e insistente para llevar a buen puerto sus objetivos». Lo mismo ocurre en la arena política portuguesa donde su astucia y olfato político le han hecho mantenerse y desempeñar cargos de relevancia en tres gobiernos socialistas diferentes.

Como coordinador de la presidencia de turno portuguesa de la UE tiene ante sí una difícil labor en un tiempo tan incierto y difícil como el que atravesamos. Aunque quien conoce bien Portugal, a los portugueses y al equipo que rodea a Santos Silva confía en que, a pesar de las nubes borrascosas y las turbulencias, conseguirá llevar a buen puerto el próximo semestre europeo, adaptándose, como tan bien saben hacer los portugueses, a los imprevistos de la pandemia.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Santos Silva: «Portugal quiere que la Unión Europea recupere su peso político y estratégico»