«Nos resguardamos en un portal al sentir el seísmo en Zagreb»

Rosa Paíno
R. Paíno REDACCIÓN / LA VOZ

INTERNACIONAL

A la viveirense Laura Louzao le pilló el terremoto del martes en Croacia en la calle

31 dic 2020 . Actualizado a las 17:35 h.

A Laura Louzao Balsa, una viveriense de 21 años y estudiante de Erasmus, le pilló el peor terremoto que ha vivido Croacia desde 1880 en una de las calles del centro de Zagreb. Cuando comenzó a sentirse el martes el seísmo de magnitud 6,3 en la capital «la gente se asustó mucho, quizás por el recuerdo de la ola de temblores de marzo. Se colapsó todo y las cornisas de algunos edificios antiguos comenzaron a caer», explica la joven.

«La gente comenzó a moverse rápido y a llamar por teléfono a sus familias, a angustiarse y llorar, y nos asustamos», señala Laura, que estaba acompañada por otras tres erasmus españolas con las que comparte piso desde que llegó a finales de septiembre a cursar Márketing y Gestión Comercial en la Universidad de Zagreb.

«No sabíamos cómo reaccionar. Estábamos debajo de unas obras y optamos por resguardarnos en un portal. Un chico de una tienda nos dijo que saliéramos inmediatamente de allí, que era muy peligroso porque era un portal de un edificio antiguo». Le hicieron caso y Laura y sus amigas, María Couto Prada, María José Sánchez Maroto y Rocío Pérez Vaquerizo, se fueron a una calle más despejada.