China multiplica sus inversiones para ganar peso en los Balcanes

Marcel Gascón BUCAREST / EFE

INTERNACIONAL

El primer ministro de Montenegro, Zdravko Krivokapic, y el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, el pasado día 15, en Bruselas
El primer ministro de Montenegro, Zdravko Krivokapic, y el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, el pasado día 15, en Bruselas Francisco Seco Reuters

Pekín busca influencia mediante la construcción de infraestructuras y la compra de deuda externa

22 dic 2020 . Actualizado a las 05:00 h.

La influencia que China ejerce en muchas partes del mundo, como constructor de obra pública y prestamista de Gobiernos, está llegando en los Balcanes a niveles más profundos gracias a una estrategia de penetración en los medios de comunicación para crear una imagen amable entre la opinión pública.

DIPLOMACIA MEDIÁTICA

Ganarse a la opinión pública. «En la pasada década, China ha conseguido entrar en la prensa de la región y está cada vez más implicada en el panorama mediático de Europa del Sureste», dice a Efe el experto del Consejo Europeo de Relaciones Exteriores (ECFR) Vladimir Shopov, sobre cómo el Gobierno chino busca ganarse a la opinión pública de estos países.

Shopov afirma que esta penetración, que ha empezado a tomar fuerza en los últimos dos años, está permitiendo a Pekín mejorar su imagen y las percepciones de las sociedades de los Balcanes sobre sus políticas y las relaciones con otros Gobiernos «de forma cada vez más sistemática».

«Si este proceso tiene éxito, China tendrá una influencia importante en su ecosistema mediático», considera el experto, autor del informe Aparecer en el radar: la creciente presencia de China en el Sureste de Europa.

El documento, recién publicado, se fundamenta en las entrevistas de Shopov a cuarenta periodistas, analistas políticos, investigadores, académicos, diplomáticos, políticos y empresarios en los seis países de la antigua Yugoslavia, Albania y Bulgaria.

VIAJES PAGADOS

Colaboración con diversos países de la región. Dentro de estos esfuerzos, la agencia estatal de noticias china, Xinhua, ha puesto en marcha colaboraciones con las agencias públicas de Albania, Bosnia, Macedonia del Norte y Serbia. Además, periodistas de estos países, y de Croacia y Montenegro, son invitados a viajes pagados a China para que escriban sobre los logros del país.

En Albania, el Gobierno de Pekín ofrece gratis a la televisión pública documentales que presentan una imagen positiva de China y su sistema de Gobierno, y los corresponsales de Xinhua dan clases en las universidades de Bosnia, donde funciona un medio en lengua local dedicado a informar sobre China desde la narrativa oficial.

Lo mismo ocurre en Bulgaria, donde existe un medio de titularidad china que informa en búlgaro y donde el portal de noticias local 24 Horas tiene una sección sobre China alimentada solo con información oficial.