La UE se rinde ante la evidencia de una salida abrupta de Reino Unido

juan francisco alonso LONDRES / E. LA VOZ

INTERNACIONAL

KENZO TRIBOUILLARD | EFE

Merkel y Macron rechazan las llamadas de Johnson para lograr un acuerdo de última hora y esgrimen que la única interlocutora válida es Von der Leyen

12 dic 2020 . Actualizado a las 13:16 h.

El Reino Unido y la Unión Europea (UE) han reconocido lo que ya era evidente para casi todos desde hace meses: no lograrán pactar su relación futura, tras la materialización definitiva del brexit esta Nochevieja; y por lo tanto el divorcio se producirá de manera abrupta, abriendo así las puertas a una situación sin precedentes que podría dejar miles de camiones varados, escasez de productos o subidas de sus precios en ambas orillas del canal de La Mancha.

«Siempre tuvimos esperanzas [de que se lograríamos un acuerdo]. Nuestros negociadores siguen en Bruselas (…) Lamentablemente hay dos puntos esenciales: la cláusula ‘controladora' con la que quieren [los Veintisiete] tener atado al Reino Unido a los que ellos quieran legislar [en materia de competencia] y la pesca [...] Me gustaría que hubiera progresos, pero en este momento parece muy, pero que muy probable que no haya un acuerdo», afirmó este viernes el primer ministro británico Boris Johnson, tras visitar una fábrica en Blyth, al nordeste de Inglaterra.

Pese a que el Banco de Inglaterra y la Oficina de Responsabilidad Presupuestarias, solo por mencionar algunas, han advertido que una salida sin acuerdo del mercado único y de la unión aduanera supondrá para la economía británica un golpe aún mayor que la pandemia del covid-19, el premier calificó de «maravillosa» esta alternativa: «Nos permitirá hacer lo que queramos desde el 1 de enero».