Buques de guerra cerrarán las aguas británicas a los pescadores de la UE

Juan F. Alonso LONDRES / E. LA VOZ

INTERNACIONAL

Barco patrulla Tyne, de la Marina británica
Barco patrulla Tyne, de la Marina británica

Johnson y Von der Leyen deciden este domingo si ponen fin a las conversaciones o siguen

12 dic 2020 . Actualizado a las 19:08 h.

Los pescadores comunitarios no serán bienvenidos en aguas británicas a partir del 1 de enero, una vez se materialice definitivamente el brexit. El primer ministro Boris Johnson ha ordenado a la Royal Navy que despliegue cuatro barcos de guerra para vigilar su zona económica exclusiva (ZEE) desde el minuto uno en que se produzca el divorcio de la Unión Europea en Nochevieja, en especial si se da sin acuerdo.

Las patrulleras costeras, de 80 metros de eslora y armadas con cañones y ametralladoras, podrán detener, inspeccionar e incautar a cualquier pesquero que hallen dentro de las 200 millas náuticas que van desde las costas británicas hasta mar adentro, informaron desde la Marina.

Pese a que la medida pareciera indicar que Londres ve en sus exsocios a unos rivales de los que no puede fiarse, las autoridades militares del Reino Unido intentaron restar dramatismo a la decisión. Así puntualizaron que las tripulaciones de los barcos de guerra no estarán autorizadas para abrir fuego. «Nadie va a abrir fuego de advertencia contra barcos pesqueros franceses. Las armas solo se usan cuando hay peligro mortal», afirmó un portavoz de la Royal Navy a The Guardian.