El equipo de Biden promete centrarse en los más afectados por la crisis

«Reconstruir la infraestructura, crear mejores empleos e invertir en nuestra fuerza laboral» son otras de las metas de su programa ante unos «tiempos duros»

Biden, en la sede de la transición en Delaware
Biden, en la sede de la transición en Delaware

Nueva York / Colpisa

Han cambiado las tornas. Joe Biden no será el presidente de las grandes empresas, beneficiadas con Trump de uno de los mayores recortes de impuestos en la historia del país. La crisis del coronavirus ha sido, como casi todas las crisis, una oportunidad para los más pudientes. «Por ejemplo, las casas de lujo han aumentado un 40 % desde el año pasado, mientras que los de abajo intentan pagar las facturas y poner comida en la mesa», destacó el martes el nuevo presidente electo al presentar a su equipo económico.

Tiene razón. La semana pasada una de cada seis familias en régimen de alquiler no había podido hacer frente aún a la renta de octubre. Sin embargo, eso no aclara cómo resolverá las desigualdades. EE.UU. oscila como un péndulo entre los Gobiernos conservadores a lo Reagan, que creen que la riqueza se derramará hacia la base en forma de buenos puestos de trabajo, y los demócratas del estado social que compran votos con programas de beneficencia y la creación de guetos. «Sé que los tiempos son duros, pero aguantad, que viene ayuda», prometió Biden.

El paquete económico que se negocia en el Congreso y será solo el principio, asegura. Con la ex presidenta de la reserva Federal Janet Yellen al frente de las negociaciones como secretaria del Tesoro, se espera que la estudiosa del New Deal de Roosevelt y la gran depresión no pierda la oportunidad de «abordar cambios estructurales», prometió. «Reconstruir la infraestructura, crear mejores empleos, invertir en nuestra fuerza laboral, avanzar la desigualdad racial y asegurar que la recuperación económica incluya a todo el mundo», definió.

Los republicanos, molestos

Wall Street aprobaba su nombramiento con la euforia de los mercados. Menos satisfechos estaban los republicanos del Congreso con el nombramiento de Neera Tanden como directora de la Oficina de Gestión de Presupuestos (OMB) , que ha tenido que borrar un millar de tuits para ocultar el desprecio que siente por algunos de los legisladores con los que tendrá que trabajar. La presidenta de la organización Center for American Progress, de origen indio, ignoró esas críticas y se puso como ejemplo del resultado que dan los programas sociales y las decisiones presupuestarias que permitieron a su familia salir adelante.

La afroamericana Cecilia Rouse, que presidirá el Consejo de Asesores Económicos, era otro ejemplo del triunfo de la discriminación positiva y los programas sociales. Entre los miembros del Consejo, Jared Bernstein, herencia del Gobierno de Obama, insistirá en aprender del New Deal y Heather Boushey, en la paz que vendrá de una sociedad más igualitaria.

Neera Tanden, la polémica nominada por Biden para llevar el presupuesto

Esperanza Balaguer

Tiene detractores en las filas republicanas y demócratas

Un camino minado le espera a la nominada por el presidente electo Joe Biden para dirigir la Oficina de Administración y Presupuesto de Estados Unidos. Neera Tanden, de 50 años, cuenta con enemigos tanto en las filas republicanas como entre los miembros del ala más a la izquierda del Partido Demócrata. Los primeros tendrán la capacidad de bloquear su elección en el Senado si mantienen el control de la Cámara tras unas elecciones que se celebran a principios de enero. Y ya han avisado de que será imposible la confirmación de la aspirante después de las críticas que ha ido vertiendo contra los republicanos en sus redes sociales.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El equipo de Biden promete centrarse en los más afectados por la crisis