El positivo en covid-19 de un colaborador de Barnier obliga a posponer las negociaciones del «brexit»

La medida no implicará la paralización de los contactos, los cuales están en su etapa crucial, porque «los equipos continuarán su trabajo respetando plenamente las directrices»

El representante de los Veintisiete, Michel Barnier
El representante de los Veintisiete, Michel Barnier

Londres / E. La Voz

El covid-19 ha vuelto a interrumpir las conversaciones entre el Reino Unido y la Unión Europea (UE) para definir su relación posbrexit. Así, este jueves la cita, cara a cara, entre los jefes de los negociadores de ambas partes debió posponerse después de que un miembro del equipo comunitario se contagiara de coronavirus.

La noticia la dio el representante de los Veintisiete, Michel Barnier, quien por Twitter anunció que «uno de los negociadores de mi equipo dio positivo por covid-19»; y por ello «junto a David Frost (jefe negociador británico) hemos decidido suspender las negociaciones a nuestro nivel por un corto período de tiempo».

Sin embargo, la medida no implicará la paralización de los contactos, los cuales están en su etapa crucial, porque «los equipos continuarán su trabajo respetando plenamente las directrices», aseveró Barnier.

El estallido de la pandemia, a principios de año, retrasó durante casi tres meses el inicio de las negociaciones entre Londres y Bruselas para pactar un acuerdo comercial y de seguridad que regule sus relaciones a partir del 31 de diciembre. La interrupción no ha podido darse en un peor momento, pues se produce a menos de cinco semanas de que se materialice la salida del Reino Unido del mercado único y la unión aduanera, mientras que las partes siguen sin superar sus diferencias en temas como la competencia, los aranceles o la pesca.

Más presión

Para meter más presión en el seno de la UE, algunos países vienen pidiendo a la Comisión asumir que hay que prepararse para un divorcio abrupto. La prensa británica menciona a Francia, Países Bajos y Alemania entre los estados que creen que hay que alistarse para el peor escenario posible para la separación entre las islas y el continente. Sin embargo, Londres y Bruselas seguirán hablando hasta el último momento. El lado británico tiene en la capital comunitaria a 50 funcionarios, quienes seguirán allí hasta la próxima semana, cuando vence el que parece ser el plazo definitivo.

Según fuentes comunitarias, el Parlamento Europeo quería tener esta semana un acuerdo para aprobarlo el 16 de diciembre, pero los tiempos ya no dan y por ello está preparando una sesión especial para el día 28 de ese mismo mes con el fin de evitar que las consecuencias de un divorcio abrupto aborte la posibilidad de una salida negociada entre los miembros del club comunitario y el Reino Unido.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El positivo en covid-19 de un colaborador de Barnier obliga a posponer las negociaciones del «brexit»