Trudeau, Johnson y Macron, los primeros líderes mundiales en hablar con Biden

Irlanda cree que su victoria puede dar un giro a las negociaciones del «brexit»

El primer ministro de Canadá, Justin Trudeau
El primer ministro de Canadá, Justin Trudeau

El primer ministro canadiense, Justin Trudeau, ha sido el primer líder internacional en felicitar personalmente al presidente electo de Estados Unidos, Joe Biden, tras su victoria en los comicios del 3N. Le siguieron horas después el premier británico, Boris Johnson, y el presidente francés, Emmanuel Macron.

Durante la conversación telefónica mantenida por Trudeau y Biden, ambos destacaron «la importancia de la singular relación entre Canadá y Estados Unidos». Su prioridad es trabajar de forma conjunta «para luchar contra la pandemia del covid-19 y para apoyar una recuperación económica sostenible en los dos países y el continente americano». A través de su cuenta de Twitter, Trudeau destacó que ha trabajado en el pasado con Biden y están «listos para reanudar ese trabajo y abordar los desafíos y oportunidades a los que se enfrentan nuestros dos países, incluido el cambio climático y el covid-19», informa Efe.

Después de Ottawa, fue el turno de Londres, el otro aliado tradicional de Washington en el tablero internacional. Boris Johnson felicitó a Joe Biden y abordó las «prioridades compartidas» de ambos países. «Espero fortalecer la cooperación entre nuestros países», expresó en un tuit el jefe de Gobierno británico.

Rechazo al «brexit»

El candidato demócrata no ha visto con buenos ojos la salida del Reino Unido de la Unión Europea, por lo que se ha especulado en los últimos días con las fricciones que pueden surgir ahora entre Washington y Londres. El ministro irlandés de Exteriores, Simon Coveney, opinó este martes que las negociaciones del brexit pueden dar un giro tras la elección de Biden, a quien describió como «un verdadero amigo de Irlanda» y defensor del proceso de paz. Tras su divorcio de la UE, el Reino Unido también quiere negociar un nuevo acuerdo comercial con EE.UU. y Johnson contaba para ello con la afinidad de Trump. Biden, cuyos antepasados salieron de Irlanda en el siglo XIX, ha reiterado en varias ocasiones que el proceso de paz norirlandés no puede convertirse en una «víctima» del brexit y que cualquier pacto comercial entre el Reino Unido y la UE deberá respetar el acuerdo de paz del Viernes Santo (1998).

El turno de Macron

El tercero en charlar por teléfono con el presidente electo de EE.UU. y felicitarlo fue Macron. El dirigente francés señaló en concreto varios temas urgentes: el clima, la salud, la lucha contra el terrorismo y la defensa de los derechos fundamentales, según informaron fuentes del Elíseo, sede de la presidencia gala.

Macron, firme defensor del multilateralismo, se erigió como antítesis de Trump, que abandonó los acuerdos del clima de París y defendió en sus cuatro años en la Casa Blanca una política aislacionista. Su salida de los acuerdos climáticos se consolidó la semana pasada, pero Biden se ha comprometido a que su administración vuelva a firmarlos.

López Obrador se escuda en la «prudencia» para no felicitar todavía al presidente electo

La negativa del presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, a reconocer por ahora la victoria del demócrata Joe Biden en Estados Unidos ha sorprendido a buena parte de la comunidad internacional, aunque no es su única iniciativa polémica en política exterior.

El presidente mexicano, que se declara izquierdista, es de los pocos mandatarios de América que no han reconocido aún oficialmente la victoria de Biden y ha preferido esperar a que se aclaren las acusaciones de fraude que ha lanzado el presidente saliente, Donald Trump, sin pruebas.

«No tenemos ninguna diferencia con el candidato del Partido Demócrata», aclaró López Obrador, quien pidió «prudencia» antes de reconocer a un vencedor en los comicios, aunque Biden ya ha ganado suficientes votos electorales para ser investido presidente, informa Efe.

Para algunos analistas, esto deja a México en una posición alineada con Rusia y débil ante el futuro Gobierno de Biden, mientras que para otros es una decisión acertada, dado que Trump será presidente hasta el 20 de enero y conviene mantener una buena relación ante sus impredecibles amenazas.

Cabe destacar que, contra todo pronóstico y a pesar de los insultos del mandatario estadounidense contra México y los migrantes, López Obrador y Trump han mantenido hasta ahora una buena sintonía basada en que ambos se ven como gobernantes anti-establishment.

«La mejor política exterior es la interior», reiteró López Obrador, que durante su mandato solo ha salido una vez de México. Fue en julio, para reunirse con Trump en la Casa Blanca, donde ambos celebraron la puesta en marcha del nuevo acuerdo comercial y escenificaron una amistad que parece explicar la actual postura de México ante las elecciones de EE.UU.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Trudeau, Johnson y Macron, los primeros líderes mundiales en hablar con Biden