Biden inicia la transición con la consigna de desmantelar el legado de Trump

La prioridad es la lucha contra el covid y revertir con órdenes ejecutivas las normas heredadas

El presidente electo de Estados Unidos, Joe Biden, hoy con su familia en un acto religioso en Wilmington
El presidente electo de Estados Unidos, Joe Biden, hoy con su familia en un acto religioso en Wilmington

Nueva York / E. La Voz

Donald Trump no esperó a que Barack Obama abandonara Washington para dinamitar su legado. El 20 de enero del 2017, mientras pronunciaba su discurso inaugural en la escalinata del Capitolio, desaparecían de la página web de la Casa Blanca los enlaces a la política de su predecesor sobre cambio climático, Cuba, el pacto nuclear con Irán y los planes de regularización de los jóvenes indocumentados. El presidente electo ya prepara su revancha. Joe Biden tiene previsto revertir gran parte de la herencia del republicano nada más tomar posesión del cargo el mismo día cuatro años después. El plan relámpago pasa por aprobar una batería de órdenes ejecutivas para restaurar el orden que Trump buscó socavar con un ataque sin precedentes a las normas, las instituciones y las relaciones internacionales estadounidenses.

Aunque el reto más urgente del futuro presidente es luchar contra la pandemia y sus consecuencias económicas. Los principales asesores de Biden llevan meses trabajando en silencio para implementar su agenda con la colaboración de cientos de funcionarios de varias agencias federales, según The Washington Post

Lucha contra el covid

Para Biden, la transición comenzará este lunes, a pesar de que el todavía presidente persisten en facilitarle el proceso y por segundo día consecutivo volvió a refugiarse en su campo de golf de Virginia. «Vamos a proteger y preservar la salud de la nación, renovar las oportunidades para tener éxito, avanzar en la equidad racial y en la lucha contra la crisis del clima», declaró el presidente electo.

La primera medida será anunciar un grupo de trabajo de 12 personas para cumplir con su compromiso de luchar contra el coronavirus, que suma un nuevo récord de más de 127.000 infecciones diarias y más de 238.000 fallecidos.

El equipo estará encabezado por Vivek Murthy, ex director general de Servicios de Salud con Obama; David Kessler, excomisionado de la Administración de Alimentos y Medicamentos durante las administraciones de Bill Clinton y George W. Bush, y la doctora Marcella Nunez-Smith de la Universidad de Yale. La idea es realizar sesiones informativas televisadas junto al presidente y la vicepresidenta, Kamala Harris. Una fórmula similar a la realizada por Obama y Biden cuando ganaron la Casa Blanca hace 12 años en medio de una profunda crisis económica. Biden también devolverá a Estados Unidos a la Organización Mundial de la Salud (OMS). 

Vuelta al Acuerdo de París

Todavía humean en la memoria los devastadores incendios que arrasaron hace dos meses California y Oregón. La catástrofe no cambio ni un ápice la política negacionista de Trump hacia el cambio climático. Científicos y activistas respiran aliviados tras conocer que no habrá otros cuatro años para el presidente que dinamitó todos los avances de los esfuerzos contra el cambio climático. Dentro de menos de dos meses, Estados Unidos podría volver al Acuerdo de París, del que salió de forma oficial un día después de las elecciones. Está en la lista de tareas de Biden para su primer día en el cargo.

Además, ha prometido un plan de 1.700 millones de dólares para alcanzar la neutralidad de carbono antes del año 2050 y la reindustrialización de varios sectores para avanzar hacia una energía limpia que genere 10 millones de puestos de trabajo. La primera economía del mundo se moviliza frente a la mayor amenaza que afronta el planeta. 

Futuro para los «soñadores»

La esperanza se abre para los cerca de 750.000 jóvenes que se vieron afectados por el fin del DACA, plan aprobado por Barack Obama para proteger de la deportación a los inmigrantes que llegaron al país siendo niños, conocidos como dreamers (soñadores). Biden tiene previsto revertir de inmediato esta política. Y revocar la prohibición de viajar desde siete países musulmanes impuesta por Trump en enero del 2017, que el Tribunal Supremo consideró legal en junio de ese mismo año. 

Las transiciones de poder siempre incluyen cambios abruptos. La entrada de Biden en el despacho oval será una de las más ruidosas de la historia.

Euforia en Nueva York: «Es una liberación después de cuatro años de ansiedad»

Esperanza Balaguer
Seguidores de Biden, durante la celebración del triunfo en Time Square (Nueva York)
Seguidores de Biden, durante la celebración del triunfo en Time Square (Nueva York)

Las grandes urbes estadounidenses la gente se echó al calle para celebrar la victoria de Biden

Las grandes urbes estadounidenses, territorios de mayoría demócrata, estallaron de euforia tras conocer la victoria de Joe Biden. La rabia contenida por cuatro años de insultos procedentes de la Casa Blanca se convirtió en una gran fiesta de alivio en Washington, Nueva York, Chicago y San Francisco. «Es una liberación después de cuatro años de ansiedad», comentaba Patricia Bolaños, una joven española residente desde hace cuatro años en Nueva York, la ciudad que vio nacer y forjar su fortuna a Donald Trump. Manhattan, antiguo patio de recreo del republicano, vivió una noche de sábado que pasará a la historia como la gran fiesta que puso la tirita al drama de haber sido el epicentro mundial de la pandemia. La ciudad sacó la energía acumulada. Miles de rostros enmascarados bailaron hasta entrada la madrugada en plazas y parques.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos
Comentarios

Biden inicia la transición con la consigna de desmantelar el legado de Trump