Un seísmo en el Egeo deja 12 muertos en Turquía y dos en Grecia

La Voz REDACCIÓN

INTERNACIONAL

Ciudadanos y equipos de rescate buscan supervivientes en un edificio derruido en Esmirna
Ciudadanos y equipos de rescate buscan supervivientes en un edificio derruido en Esmirna TUNCAY DERSINLIOGLU | Reuters

El temblor, de magnitud 6,8, derrumbó más de una decena de edificios en la ciudad turca de Esmirna y provocó un pequeño tsunami

30 oct 2020 . Actualizado a las 19:52 h.

El terremoto que este viernes sacudió las costas del mar Egeo ha dejado al menos 14 muertos, dos de ellos en la isla griega de Samos y los doce en la ciudad turca de Esmirna, donde se han derrumbado unos veinte edificios. La cifra de víctimas probablemente aumentará, ya que los equipos de AFAD, el servicio de emergencias de Turquía, ayudados por helicópteros y aeronaves no tripuladas, continuaban anoche la labor de búsqueda y rescate de numerosos ciudadanos que siguen atrapados bajo los escombros.

El sismo, de 6,8 grados de magnitud y con epicentro en el mar Egeo, se produjo a las 12.51 hora española y se sintió en todo el Egeo y en la mayor parte de Grecia, así como en grandes zonas de Turquía occidental.

Al menos cuatro bloques de pisos se han derrumbado por completo, y los expertos de AFAD trabajan en un total de 17 edificios en varios barrios de la ciudad de Esmirna, la tercera mayor de Turquía, con 4 millones de habitantes.

Según explicó el presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, en una comparecencia pública transmitida por la cadena NTV, el número de heridos ascendía a 438, de los que ocho están en cuidados intensivos. Se tiene constancia de que 70 personas han sido extraídas con vida de los escombros, según el ministro de Sanidad, Fahrettin Koca.

El empresario Özgür Aktepe, dueño de una empresa de construcción, relató que sus trabajadores, que participan en las labores de rescate, «me cuentan que algunos edificios colapsaron como si estuvieran hechos de arena».

Dos adolescentes muertos en la isla de Samos

En la isla griega de Samos, que dista apenas diez kilómetros del epicentro del seísmo, se han contabilizado dos muertos y ocho heridos. Los fallecidos son dos adolescentes de 15 y 17 años, un chico y una chica que iban del instituto a sus casas cuando quedaron atrapados por un muro que se derrumbó en una calle estrecha. Los menores fueron localizados gracias a que sus padres encontraron sus teléfonos móviles junto a los escombros.

Los equipos de rescate encontraron a la chica ya muerta mientras que el joven fue trasladado inconsciente en estado muy grave al hospital, donde falleció.

Pequeño tsunami

De las doce víctimas mortales en Turquía, una es una mujer que fue arrastrada por un pequeño tsunami provocado por el seísmo, cuyo epicentro se halla a 17 kilómetros de Seferihisari, en la costa turca.