El sector ultraconservador piensa en una mujer como nueva presidenta de Irán

Marzieh Vahid Dastjerdi, la primera mujer en ser ministra en la república islámica, podría convertirse en la primera candidata a la presidencia

Marzieh Vahid Dastjerdi, a finales del 2009, cuando era ministra de Sanidad durante la presidencia de Ahmadineyad
Marzieh Vahid Dastjerdi, a finales del 2009, cuando era ministra de Sanidad durante la presidencia de Ahmadineyad

Jerusalén / Colpisa

Irán se enfrenta a la tercera oleada de coronavirus asfixiado por las sanciones de Estados Unidos y entre las críticas de la población a un Gobierno al que acusa de haber gestionado incorrectamente la pandemia.

Hasán Rohaní está en la recta final de su segundo mandato como presidente y es el centro de las críticas. El clérigo moderado llegó al poder con la promesa de mejoras y apertura gracias al acuerdo nuclear, pero la irrupción de Donald Trump acabó con los planes y promesas de un Rohaní impotente ante la maquinaria de sanciones estadounidense. No hay que olvidar que el cada vez más próximo 2021 es año electoral, la ley impide más de dos mandatos seguidos y entre los nombres que suenan en los medios iraníes para ocupar su asiento reaparece el de Marzieh Vahid Dastjerdi, la que fuera primera mujer en dirigir un ministerio en un Gobierno de la república islámica, que aspira a convertirse también en la primera mujer candidata desde 1979.

Tampoco es la primera vez que su nombre entra en las quinielas, ocurrió lo mismo en el 2017, pero finalmente no se postuló. Esta semana, el portavoz del Consejo de Guardianes, Abbasali Kadkhodaei, allanó su camino al rechazar en rueda de prensa la idea de que la Constitución de Irán prohíba a una mujer acceder a la presidencia. Kadkhodaei justificó el hecho de que no haya ocurrido una cosa así en los 41 años de historia del país debido a «normas culturales», pero no políticas. Según la ley, Vahid Dastjerdi puede presentar su candidatura, pero otra cosa es que esta reciba el visto bueno del Consejo de Guardianes, órgano formado por doce miembros elegidos por el líder supremo, Alí Jamenéi, y el poder judicial a partes iguales, que tiene la capacidad de aprobar o vetar a los candidatos.

Fuentes consultadas en Teherán aseguran que, a diferencia del 2017, «esta vez puede tener una oportunidad ya que el Consejo de Guardianes podría aprobar su candidatura para intentar enviar un mensaje tipo 'somos tan demócratas que permitimos presentarse hasta a una mujer' y así introducir un nuevo elemento en una escena agotada. esto puede abrir un camino inédito en la política nacional».

Problemas con Ahmadineyad Esta ginecóloga de 61 años fue ministra de Sanidad en el primer mandato de Mahmud Ahmadineyad y ocupó el cargo entre el 2009 y el 2012, cuando tuvo que abandonar el ministerio por sus diferencias con el presidente ultraconservador. «La medicina es más importante que el pan. Escuché que se han importado coches de lujo con dólares subsidiados, pero no sé qué pasó con los dólares que se suponía que debían destinarse a la importación de medicamentos», fueron las palabras de la ministra que causaron malestar entre Ahmadineyad y su equipo más cercano en un momento en el que el país está bajo las sanciones de Estados Unidos y Europa y faltaban medicamentos para el tratamiento de cáncer o la esclerosis múltiple.

Vinculada a ala más conservadora del sistema islámico, Vahid Dastjerdi criticó abiertamente a Rohaní antes de las últimas elecciones y declaró que «la nación se merece un Gobierno mucho mejor». Formó parte del equipo fundador del Frente Popular de las Fuerzas de la Revolución Islámica, movimiento que respaldó la candidatura de Ebrahim Raisi y que trató de aglutinar el voto descontento con la propuesta moderada de Rohaní.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El sector ultraconservador piensa en una mujer como nueva presidenta de Irán