Guaidó reclama a la ONU que proteja a los venezolanos de los crímenes de Maduro

Borrell envía una comisión para negociar el aplazamiento de las elecciones

Guaidó, con la Constitución venezolana, tras asumir la presidencia interina en enero del 2019
Guaidó, con la Constitución venezolana, tras asumir la presidencia interina en enero del 2019

Caracas / corresponsal

El presidente de la Asamblea Nacional venezolana, Juan Guaidó, pidió a la comunidad internacional, en el marco de la 75.ª Asamblea General de la ONU, que invoque la doctrina de «responsabilidad de proteger» para impedir que el régimen de Nicolás Maduro cometa crímenes de lesa humanidad. El opositor no habló en la Asamblea, como sí hizo Maduro, sino en un evento paralelo, en el que al menos 34 representantes diplomáticos nacionales, más el representante de la UE, respaldaron la convocatoria del reconocido como presidente interino de Venezuela.

El dirigente opositor señaló que «la organización criminal que lidera Nicolás Maduro ostenta de facto el control efectivo sobre el territorio nacional», a través del «uso ilegítimo» de la fuerza. «Ante esta realidad y la responsabilidad del cargo que ostento, debo pedirles hoy alinear los esfuerzos de asistencia internacional para restablecer la soberanía efectiva en Venezuela, y proteger a la población civil desarmada, ante la comisión sistemática y reiterada de crímenes de lesa humanidad a manos del régimen dictatorial que usurpa la presidencia de Venezuela», dijo Guaidó, citando el informe de la misión de verificación del Consejo de Derechos Humanos de la ONU, que la semana pasada acusó formalmente a Maduro y a otros funcionarios de cometer crímenes sistemáticos de lesa humanidad contra toda la población venezolana.

El régimen de Maduro ha fustigado el informe. Lo califica de mentiroso y de haber sido hecho en Panamá, omitiendo que ha sido así porque no dio permiso a los integrantes de la misión de verificación para que ingresaran a Venezuela.

La «responsabilidad de proteger» es una doctrina instaurada por la ONU en el 2005, a raíz de los genocidios en Somalia, Ruanda y Kosovo. Sin embargo, aún no ha tenido aplicación práctica. En el caso venezolano, internacionalistas indican que llevará a mayores negociaciones y sanciones para intentar que Maduro acepte finalmente unas elecciones con garantías democráticas.

Ante la Asamblea General, el cuestionado jefe de Estado venezolano defendió las elecciones parlamentarias de diciembre, y dijo que son las sanciones de EE.UU. las que están causando estragos en la economía del país.

Misión de la UE en Caracas

Precisamente para pedir un retraso de esas elecciones, el alto comisionado de la UE para la Política Exterior, Josep Borrell, envió un equipo a Caracas para negociar con Maduro. Este había pedido a los Veintisiete una misión de observación de los comicios, lo que Bruselas rechazó porque necesita participar en todo el proceso con seis meses de antelación a los comicios.

Ante esta posición, Maduro ha pedido a la UE que rebaje sus expectativas de observación pero que participe de todos modos, y ha descartado un aplazamiento. Europa, por su parte, ha reiterado que en las actuales condiciones las elecciones carecen de mínimos estándares democráticos y ha llamado a encontrar una fórmula que desbloquee la situación.

PSOE, PP, Cs, Vox y PNV se unen para condenar al régimen y elevar la presión

La Comisión de Asuntos Exteriores del Congreso aprobó ayer una proposición sobre Venezuela, con los votos de PSOE, PP, Vox, Ciudadanos y PNV, pero no de Unidas Podemos, que, entre otros puntos, insta al Gobierno de Pedro Sánchez a vincular cualquier negociación o cooperación con el país a la «demostración de avances en materia democrática y de respeto a los derechos humanos», así como a liderar en la UE «los esfuerzos internacionales para restaurar la democracia», informa Europa Press.

El acuerdo fue posible, a pesar de un bronco debate en la comisión, a partir de un texto presentado por el PP para acabar con la «represión política», y tras la advertencia del portavoz del PNV, Aitor Esteban, de que no aprobar la propuesta sería un «auténtico fracaso».

Voto en contra de Podemos

Del consenso se ha apartado Unidas Podemos, cuyo portavoz, Enrique Santiago, dijo que su grupo «condena todas las violaciones de derechos humanos, ocurran donde ocurran» y también «cualquier tipo de injerencia en asuntos de otros países». Defendió que ninguna misión de observadores internacionales ha impugnado nunca los resultados electorales en Venezuela.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Guaidó reclama a la ONU que proteja a los venezolanos de los crímenes de Maduro