Detenido el sospechoso del ataque cerca de la antigua sede de «Charlie Hebdo» en París

Dos personas resultaron heridas al ser agredidas con un arma blanca

Los bomberos trasladan a uno de los heridos en el ataque
Los bomberos trasladan a uno de los heridos en el ataque

Colpisa | París

La Policía francesa detuvo al autor principal del ataque con arma blanca que tuvo lugar este viernes en París delante de los antiguos locales de la revista satírica Charlie Hebdo y en el que resultaron heridas dos personas, según confirmó el fiscal antiterrorista francés, François Ricard. La Fiscalía nacional antiterrorista ha abierto una investigación por «intento de asesinato en relación con una organización terrorista y asociación criminal de malhechores» con fines terroristas, precisó el fiscal de la República de París, Rémy Heitz.

El ataque se produjo poco antes de mediodía en la calle Nicolas-Appert, en el distrito XI de París. Al menos dos personas resultaron heridas en el ataque, pero sus vidas no corren peligro. Se trata de dos trabajadores, un hombre y una mujer, de la productora de televisión Premières Lignes. Las dos víctimas estaban fumando un cigarrillo cuando fueron atacados por un desconocido con arma blanca, un machete o un hacha, según algunos testigos.

Antigua sede el semanario

Esta productora está instalada en el mismo edificio donde se encontraba antes la redacción de Charlie Hebdo. El semanario ya no está en esos locales. Se trasladaron a un lugar secreto tras el atentado terrorista del 2015 contra la revista, en el que murieron doce personas y once resultaron heridas.

Según algunos testigos, la mujer fue atacada en la calle delante del fresco que rinde homenaje a los caricaturistas que murieron asesinados en el atentado del 2015. «Gracias a Dios, sus vidas no corren peligro», explicó el primer ministro francés, Jean Castex, en unas breves declaraciones a la prensa durante su visita al lugar del ataque.

«Todo el equipo de Charlie expresa su apoyo y su solidaridad a sus antiguos vecinos y colegas de Premières Lignes y a las personas afectadas por este odioso ataque», escribió en Twitter la redacción de Charlie Hebdo tras el ataque.

Despliegue policial en el entorno del lugar del ataque.
Despliegue policial en el entorno del lugar del ataque.

Dos arrestados

Poco después de que ocurrieran los hechos, la Policía de París detuvo a dos sospechosos, uno cerca de la plaza de la Bastilla, y otro en la zona del metro Richard Lenoir. La Policía cree que el primer detenido, de 18 años de edad, es el autor del ataque. El arma utilizada también ha sido encontrada y está siendo analizada por los especialistas.

«He querido expresar mi solidaridad con la familia de las víctimas e igualmente de todos los colegas de trabajo de estos dos periodistas», dijo Castex, quien subrayó la defensa del Gobierno francés de la libertad de prensa. El primer ministro recordó que el ataque se produjo en «un lugar simbólico» como es la antigua sede de Charlie Hebdo y coincidiendo con la celebración estos días en París del juicio por los tres atentados de enero del 2015: el atentado contra el semanario, la toma de rehenes en un supermercado kosher y el asesinato de una policía en Montrouge.

El juicio de los atentados del 2015 comenzó el pasado 2 de septiembre y está previsto que dure hasta el 10 de noviembre. Coincidiendo con el inicio del juicio, la revista volvió a publicar en portada las caricaturas de Mahoma, que le convirtieron en blanco de los terroristas en el 2015.

El ataque de 2015 contra Charlie Hebdo fue una venganza por haber publicado en el 2006 las caricaturas de Mahoma. «¡Hemos vengado al profeta Mahoma! ¡Hemos matado a Charlie Hebdo!», proclamaron en la calle los hermanos Saïd y Chérif Kouachi, que fueron abatidos por la policía dos días después de la matanza. Estos ataques fueron el punto de partida de una oleada de ataques yihadistas en Francia.

Otros atentados

Desde el 2012, el número de atentados en Francia ha crecido significativamente, aunque el ataque contra la redacción de Charlie Hebdo en el 2015 marcó el inicio de un lustro con cerca de una veintena de agresiones, entre ellas varios ataques con armas blancas en plena calle.

Un total de 264 personas han sido asesinadas en atentados yihadistas en Francia desde marzo del 2012, con blancos claros como la policía y las fuerzas del orden, la comunidad judía y los periodistas, pero también en gran medida con ataques indiscriminados, según recuerda Efe.

El 2015 fue un año negro en la historia reciente de Francia, que comenzó con el atentado de enero a la redacción de Charlie Hebdo y tuvo su momento más trágico el 13 de noviembre, jornada en la que 130 personas fueron asesinadas en una serie de ataques en París. Los atentados se iniciaron con la inmolación de uno de los terroristas junto al estadio de Saint-Denis y siguieron después con varios tiroteos indiscriminados en terrazas de la capital y en la sala Bataclan, donde se celebraba un concierto con un millar de espectadores. 

Una responsable del semanario «Charlie Hebdo» abandona su domicilio por amenazas

La Voz

La directora de recursos humanos dijo que se fue a alojar a casa de amigos, a los que explicó que llegaba allí como «refugiada política»

La directora de recursos humanos de la revista francesa Charlie Hebdo tuvo que abandonar su domicilio la semana pasada por las amenazas que pesan sobre su persona en pleno proceso por el atentado yihadista contra la revista satírica en enero del 2015, que comenzó hace tres semanas.

Marika Bret explicó, en declaraciones emitidas este martes por la emisora France Info que, ante la gravedad de las amenazas -sobre las que no se ha informado en detalle por razones de seguridad- los policías que la protegen le anunciaron el lunes de la semana pasada que tenía «diez minutos para preparar una bolsa y abandonar mi domicilio».

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Detenido el sospechoso del ataque cerca de la antigua sede de «Charlie Hebdo» en París