Navalni pudo ser envenenado en su hotel antes de volar

Juan Carlos Barrena COLPISA | BERLÍN

INTERNACIONAL

Navalni, en compañía de su mujer y sus dos hijos Daria y Zahar
Navalni, en compañía de su mujer y sus dos hijos Daria y Zahar ALEXEI NAVALNY | Efe

Según sus colaboradores, en una de las botellas que se analizaron fueron encontrados restos del veneno «Novichok»

18 sep 2020 . Actualizado a las 00:25 h.

El disidente ruso Alexei Navalvi pudo ser envenenado en la habitación del hotel que abandonó poco antes de colapsar en el vuelo comercial que le trasladaba desde la ciudad siberiana Tomsk a Moscú el pasado 20 de agosto, según revela hoy la edición digital del diario alemán Bild.

Así lo asegura un grupo de colaboradores del abogado de 44 años que ha publicado un vídeo en Instagram donde muestran el registro de la habitación que ocupó Navalni, tan solo una hora después de conocerse que había perdido el conocimiento. En las imágenes puede apreciarse una habitación de hotel desordenada y como varias personas con guantes quirúrgicos retiran de la mesilla y un aparador tres botellas de agua mineral que introducen en sendas bolsas de plástico con la intención de analizarlas posteriormente. En una de ellas fueron encontrados restos del veneno «Novichok», aseguran los colaboradores de Navalni.

El mensaje en ruso adjunto al vídeo destaca que «ese día una parte de nuestro equipo voló hacia Moscú» acompañando a Navalni en el mismo aparato y «algunos permanecieron en Tomsk». Añade que, después de que el opositor y activista anticorrupción colapsara, «los colaboradores que permanecieron en Tomsk fueron inmediatamente informados». Estos «contactaron con un abogado y acudieron a la habitación que Navalni había abandonado poco antes. Y comenzaron allí a anotar, grabar, alistar y precintar todo lo que encontraron incluidas las botellas de agua del hotel», señala la nota de los colaboradores del opositor ruso.

En el vídeo puede escucharse a una mujer, probablemente una empleada del hotel, que advierte: «si quieren llevarse algo solo pueden hacerlo a través de la policía. Eso me ha dicho el director». Y otra voz masculina que contesta: «no pensamos atenernos a eso».

Tras perder el conocimiento en pleno vuelo, Navalni fue ingresado tras un aterrizaje de emergencia en un hospital de Omsk y fue trasladado a Alemania en un avión medicalizado en estado de coma dos días después del atentado. Desde entonces se recupera en una habitación fuertemente custodiada por la policía alemana en el Hospital Universitario de Berlín «Charité».

Peter Kassin | Europa Press

Tras abandonar el coma inducido la pasada semana y serle retirada la respiración asistida, Alexei Navalni puede ya levantarse de la cama y se encuentra acompañado por su esposa Yulia y sus dos hijos Daria y Sachar, con los que este martes se hizo una fotografía que fue publicada también en Instagram.

Mientras las autoridades rusas niegan toda vinculación con el envenenamiento del disidente, el gobierno de Berlín ha acusado a Moscú de estar directamente implicado en el «intento de asesinato» del abogado ruso. Análisis realizados por un laboratorio del ejército alemán y otros dos laboratorios independientes de Francia y Suecia han confirmado que Navalni fue envenenado con un agente nervioso del grupo «Novichok», un arma química creada por la Unión Soviética en la década de los años 70 del siglo pasado y en plena Guerra Fría.