Suspenden a 29 policías alemanes por formar parte de un grupo ultraderechista

Tenían un chat en el que se mandaban mensajes que contenían «la peor, más asquerosa, neonazi y xenófoba agitación»

El ministro del Interior del «Land» de Renania del Norte-Westfalia, Herbert Reul, con agentes antidisturbios
El ministro del Interior del «Land» de Renania del Norte-Westfalia, Herbert Reul, con agentes antidisturbios

Berlín / Colpisa

El ministro del Interior del estado federado alemán de Renania del Norte-Westfalia, el cristianodemócrata Herbert Reul, anunció este miércoles la suspensión de 29 policías, hombres y mujeres, por formar parte de un grupo que intercambiaba mensajes de corte ultraderechista y neonazi a través de chats. Mensajes que contenían «la peor, más asquerosa, neonazi y xenófoba agitación», señaló el titular de Interior del estado germano más populoso, antes de calificar el caso de «vergüenza para la policía».

Reul destacó en rueda de prensa en Düsseldorf que a primeras horas de la mañana de este miércoles más de 200 funcionarios de la policía de su región realizaron una redada con registros en 34 objetos, viviendas privadas y comisarías, a la búsqueda de pruebas. Contra los 29 policías sospechosos se han abierto procesos disciplinarios y 14 de ellos serán previsiblemente expulsados del servicio, comunicó el político conservador, quien reveló que 25 agentes estaban adscritos a la central de la policía de la ciudad de Essen.

Herbert Reul explicó que durante las investigaciones contra un equipo completo de servicio de la policía en Mülheim del Ruhr, dependiente de la central de Essen, se descubrieron en varios grupos la aplicación de mensajería para móviles inteligentes Whatsapp más de un centenar de archivos con fotos del dictador nazi Adolf Hitler, cruces gamadas y banderas del Reich imperial, pero también una imagen ficticia de un refugiado en la cámara de gas de un campo de exterminio nazi o de la ejecución a tiros de un ciudadano negro.

Once de los agentes suspendidos eran los más activos en los chats con el envío de mensajes e imágenes, mientras el resto los recibía pasivamente, pero sin que ninguno de ellos denunciara esas actividades delictivas a sus superiores. Se trata de al menos cinco grupos de Whatsapp, que llevan funcionando varios años, el más antiguo se presume desde el 2013.

El caso fue casualmente descubierto en el curso de otra investigación contra un agente que había sido acusado de suministrar informaciones secretas de la policía a un periodista sobre un procedimiento contra clanes mafiosos. En el móvil que le fue intervenido al policía se descubrieron entonces los grupos de chateo.

En el caso de que se confirmen todas las sospechas contra los 29 guardias suspendidos, Reul subrayó que esas personas nada tienen que hacer en la policía: «haré todo lo que esté en mi mano para echar a esa gente del servicio». Añadió que los sospechosos dañan la imagen de los 50.000 agentes que trabajan en Renania del Norte-Westfalia. «Sé que la gran mayoría de los policías son gente decente», afirmó el ministro del interior de esa región, que anunció además la creación de una inspección especial para depurar la central de policía de la ciudad de Essen y el nombramiento de un comisionado extraordinario encargado de combatir las tendencias de extrema derecha y neonazis en la policía de la región. «Extremistas de derechas y neonazis no tienen nada que hacer, absolutamente nada, en la policía de Renania del Norte-Westfalia», afirmó visiblemente enfadado el político cristianodemócrata.

El ministro del Interior del land no descarta además que se descubran nuevos casos en su región. Lo descubierto hasta ahora ha salido a la luz tras la incautación de un solo teléfono móvil. En las redadas realizadas se han intervenido más aparatos que aún no han sido analizados y que podrían conducir a que sean identificados otros chats y más agentes implicados en ese tipo de actividades delictivas. Herbert Reul reconoció que al principio pensó que se trataba de casos particulares, pero «ahora ya no puedo hablar de sucesos aislados».

Ni el primero,ni el último caso

No es la primera vez que se desenmascara a policías con tendencias ultraderechistas. Tras el descubrimiento de un grupo de chat formado por seis agentes de la comisaría número uno de Fráncfort surgieron en el curso de las investigaciones tantos casos sospechosos entre otros policías, que el ministro del Interior del estado federado de Hesse, Peter Beuth, no quiso descartar la existencia de una red neonazi de funcionarios policiales en su región. Casos similares se han registrado también en los estados federados de Baden-Württemberg y Baviera, donde las autoridades actuaron con suma dureza contra los implicados.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Suspenden a 29 policías alemanes por formar parte de un grupo ultraderechista