Alemania acogerá por su cuenta a 1.553 refugiados de cinco islas griegas

Juan Carlos Barrena BERLÍN / COLPISA

INTERNACIONAL

Los refugiados e inmigrantes que estaban en Moria han sido realojados en un nuevo campo provisional en Lesbos
Los refugiados e inmigrantes que estaban en Moria han sido realojados en un nuevo campo provisional en Lesbos ALKIS KONSTANTINIDIS

Serán fundamentalmente familias con hijos y peticionarios de asilo que ya han sido reconocidos como tales en Grecia.

15 sep 2020 . Actualizado a las 20:58 h.

Alemania acogerá por su cuenta y con independencia de futuros compromisos con sus socios de la UE a exactamente 1.553 refugiados procedentes de cinco islas griegas, tras un acuerdo alcanzado por los partidos de la gran coalición de gobierno en Berlín. Así lo comunicó este martes el vicecanciller federal y ministro de Finanzas, el socialdemócrata Olaf Scholz. El anuncio tuvo lugar horas después de que la canciller alemana, la cristianodemócrata Angela Merkel, y su ministro de Interior, el socialcristiano bávaro Horst Seehofer, pactaran un acuerdo entre los conservadores para recibir a al menos 1.500 peticionarios de asilo. Se trata de 408 familias con niños cuya condición de refugiados había sido anteriormente reconocida por Grecia, subrayó Scholz.

La medida es un segundo paso por parte de Alemania para aliviar la situación de los refugiados y migrantes en Grecia, después de que la semana pasada Berlín se comprometiera a acoger a 150 menores sin familia ni acompañantes de un total de 400 procedentes de la isla de Lesbos, que serán repartidos por varios países europeos.

A la espera de la UE

El Gobierno germano está dispuesto a dar un tercer paso y a recibir a un mayor número de personas que viven en los campamentos de refugiados de Grecia en el momento en el que los países de la Unión Europea lleguen a un consenso para resolver el problema de los refugiados.

Un total de 53 menores desamparados procedentes del campo de refugiados de Moria en la Isla de Lesbos se encuentran ya en suelo alemán, según un comunicado del Gobierno federal emitido esta tarde. En proceso de ejecución encuentra también la acogida de 243 niños que necesitan tratamiento médico urgente, así como sus familiares más inmediatos, padres y hermanos. El Ejecutivo de Berlín explicó que se trata en total de unas 1.000 personas, de las que más de 500 han llegado entre tanto ya a Alemania.

La suma total de personas que ya han viajado y viajarán a Alemania desde los campamentos de refugiados en las islas griegas sumará finalmente unas 2.750. «Además de recibir a esas 2.750 personas, el Gobierno federal es partidario de una amplia solución europea con otros países miembros dispuestos a una acogida», señala el comunicado oficial. Berlín está dispuesto a acoger un buen número de refugiados más procedentes de los campamentos griegos «en el contexto de una solución europea» a la que «Alemania haría una contribución adecuada y proporcional al tamaño de nuestro país», destaca la nota del Gobierno federal.

Acuerdo con Atenas

La iniciativa alemana ha sido consensuada ya con el Ejecutivo de Atenas, según medios alemanes. El primer ministro de Baviera y presidente de la Unión Socialcristiana, Markus Söder, calificó la iniciativa de un «muy buen compromiso». Una semana después del incendio del campo de refugiados de Moria en la isla de Lesbos, que dejó sin techo a más de 12.000 personas, Berlín considera que Europa no puede perder más el tiempo en debates y discusiones y es necesario ayuda inmediata ante esa crisis humanitaria.

¿Acuerdo de mínimos?

Sin embargo, el pacto de Merkel, Seehofer y Scholz anunciado este martes es para los socialdemócratas solo un acuerdo de mínimos. Su presidenta, Saskia Esken, había exigido que Alemania diera cobijo a no menos de 5.000 de los 12.000 migrantes que malviven en Lesbos desde el incendio, sobre todo a las familias con niños. Solo en esa isla se calcula que hay unos 4.000 menores. Esken recordó que son numerosos los Estados federados germanos, municipios y comunidades que se han ofrecido a acoger a los refugiados de Moria. En concreto, Berlín y otros 150 ayuntamientos alemanes han anunciado su disposición y la existencia de infraestructuras suficientes.