Laboratorios de Francia y Suecia confirman que Navalni fue envenenado con Novichok

Juan Carlos Barrena, Rafael M. Mañueco BERLÍN, MOSCÚ / COLPISA

INTERNACIONAL

El lider opositor ruso Alexei Navalni estuvo ingresado en coma en un hospital berlinés, presuntamente envenenado
El lider opositor ruso Alexei Navalni estuvo ingresado en coma en un hospital berlinés, presuntamente envenenado Peter Kassin | Europa Press

El disidente ruso ya no necesita respiración asistida y se levanta de la cama

15 sep 2020 . Actualizado a las 17:31 h.

Otros dos laboratorios independientes han confirmado el envenenamiento con un agente tóxico de uso bélico del grupo Novichok del disidente ruso Alexéi Navalni, según anunció este lunes Steffen Seibert, portavoz oficial del Gobierno federal alemán. Se trata de sendos laboratorios situados en Francia y Suecia, a los que las autoridades enviaron muestras orgánicas del líder opositor para contrastar los resultados obtenidos por especialistas del Bundeswehr, el Ejército federal alemán.

El Ejecutivo de Angela Merkel «solicitó a Francia y Suecia, como socios europeos, que realizaran una verificación independiente del diagnóstico alemán mediante nuevos pruebas realizadas al señor Navalni», explicó Seibert en rueda de prensa, quien subrayó que los expertos franceses y suecos «confirman las pruebas alemanas».

Una grave violación de un acuerdo internacional

El portavoz del Gobierno de Berlín destacó que el envenenamiento con un agente nervioso desarrollado para la guerra química de Navalni, que se encuentra internado desde el pasado 22 de agosto en el hospital universitario de Berlín Charité, supone una grave violación del acuerdo internacional que prohíbe el uso de ese tipo de armas.

En ese sentido, Seibert comentó que las autoridades de Berlín han «invitado a la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPAQ) a participar en el análisis de las pruebas sobre el caso Navalni» y se espera que el organismo realice también un diagnóstico y actúe en consecuencia.

Los resultados obtenidos por los laboratorios de Francia y Suecia confirman al Gobierno alemán en su postura hacia las autoridades de Moscú, a las que acusan de estar directamente implicadas en el atentado e intento de asesinato del abogado ruso y activista anticorrupción de 44 años. «Renovamos la exigencia de que Rusia ofrezca explicaciones sobre lo sucedido y nos encontramos en estrecho contacto permanente con nuestros socios europeos para decidir los próximos pasos», afirmó el portavoz del ejecutivo de Berlín.

Tras conocerse los resultados de los análisis realizados por el Ejército germano, Angela Merkel tachó el atentado de «intento de asesinato por envenenamiento» y exigió del Kremlin una investigación «rápida y transparente» del caso.  Según dijo la propia Merkel, el agente tóxico le fue administrado «con el fin de asesinarlo y silenciarlo» poco antes o durante un vuelo que realizaba el pasado 20 de agosto desde la localidad siberiana de Tomsk a Moscú tras participar en la campaña electoral para los comicios regionales que se han celebrado este domingo en Rusia.

Recuperación progresiva

Tras varias semanas en coma inducido, los médicos de la Charité anunciaron este lunes que Navalni ya no necesita respiración asistida y es capaz de levantarse de la cama. Los médicos que atienden al abogado de 44 años y activista anticorrupción subrayaron que su estado de salud mejora progresivamente y está recuperando la movilidad.

Al disidente «le ha sido retirada completamente la respiración asistida», está «recuperando de manera progresiva la movilidad» y puede «abandonar su cama en el hospital a ratos», destacó la Charité en un comunicado. El hospital universitario solo emite partes sobre el estado de salud de Navalni por deseo expreso del paciente y de su esposa, Yulia Navalnaia, que le acompañó en el avión medicalizado fletado en Alemania para trasladarle desde Rusia a Berlín.