«Capoldo», el político ideal que falta en Venezuela y que bloquea la democracia

Pedro García otero CARACAS / CORRESPONSAL

INTERNACIONAL

Leopoldo López y Henrique Capriles, en un acto en enero del 2012
Leopoldo López y Henrique Capriles, en un acto en enero del 2012 JORGE SILVA | Reuters

La lucha entre Henrique Capriles y Leopoldo López da oxígeno al chavismo

13 sep 2020 . Actualizado a las 10:50 h.

Ambos son aún jóvenes, tienen los mismos orígenes, piensan parecido y, en principio, luchan por lo mismo: el rescate de la democracia venezolana. Pero entre Henrique Capriles y Leopoldo López, los dos políticos opositores más conocidos y populares de la era del chavismo, media un abismo por el cual se han esfumado al menos una parte de las posibilidades de ese rescate, según señalan analistas. Sus coincidencias han sido tan escasas a lo largo de los últimos 15 años que, cuando han ocurrido, los venezolanos, con su habitual gracejo, han bautizado a la unión de ambos como Capoldo.

«Si se pusieran de acuerdo, gobernarían a Venezuela durante 20 años», afirma, con ironía, el venezolano-español Jaime Nestares, analista político y director de RCR, la radio más popular del país, cerrada por el régimen de Nicolás Maduro el 30 de abril del año pasado, durante un confuso intento de alzamiento militar en Venezuela que ha constituido otra de las enormes diferencias entre ambos líderes.

Hace menos de dos semanas, Capriles sacudía los cimientos de la coalición opositora al señalar que se disponía a participar en las elecciones legislativas previstas para diciembre, en las que la oposición no quiere tomar parte porque carecen de estándares democráticos. Voluntad Popular, el partido de López, es firme defensor de la tesis de la abstención.