Trump autoriza recortar fondos a los estados que no combatan las protestas

Denuncian otro caso de violencia policial contra un negro en Rochester


redacción / la voz

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha conminado a su Administración a que revise y restrinja si es necesario las partidas presupuestarias destinadas a esos estados en cuyas ciudades, ha dicho, no se combata «la anarquía, la violencia y la destrucción», en el marco de las protestas contra la violencia racial que en las últimas semanas ha sacudido a gran parte del país.

En un comunicado de la Casa Blanca, Trump ha enfatizado que «no permitirá que los dólares de los impuestos federales financien ciudades que se dejen deteriorar hasta convertirse en zonas sin ley», recoge Europa Press.

El presidente apuntó directamente a ciudades como Nueva York, Portland, Seattle o Washington y a sus gobernantes, a quienes ha acusado de contribuir «a la violencia y la destrucción» al no hacer cumplir la ley y de restar poder a la Policía, además de «negarse a aceptar ofertas de asistencia federal».

Tras la muerte de George Floyd, asfixiado bajo la rodilla de un agente de la Policía de Mineápolis, y de otros ciudadanos afroamericanos víctimas de la violencia racial y policial, se suceden protestas y manifestaciones en casi todas las ciudades de EE.UU., que en ocasiones han acabado en disturbios y saqueos.

«Para garantizar que los fondos federales no se desperdicien indebidamente, ni se gasten de manera que viole nuestra promesa de proteger la vida, la libertad y la propiedad, es imperativo que el Gobierno Federal revise el uso de los fondos en aquellas jurisdicciones que permitan la anarquía, la violencia, y destrucción», señaló el presidente.

Trump adelantó que en las próximas dos semanas la Fiscalía y el Departamento de Seguridad publicarán una lista en la página web del Departamento de Justicia de las jurisdicciones estatales y locales que «han permitido que la violencia y la destrucción de la propiedad persista».

Denuncia de violencia policial

En este escenario, ayer se conoció otro caso de violencia policial, ocurrido en marzo. En esta ocasión la víctima fue Daniel Prude, un afroamericano de 41 años que murió después de que agentes de la policía de Rochester, en Nueva York, le detuvieran, le cubrieran su cabeza con una capucha y le presionaran la cara contra el pavimento durante dos minutos, según informan medios estadounidenses y recoge Efe.

El suceso ocurrió el 23 de marzo, pero ha sido hecho público ahora por su familia, que ha presentado varios vídeos. Prude murió una semana después de ser detenido, cuando se le retiró el soporte vital que se le había aplicado después de llegar maltrecho al hospital. La fiscala general del estado de Nueva York, Letitia James, y el jefe de policía de Rochester dijeron que estaban investigando la muerte.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Trump autoriza recortar fondos a los estados que no combatan las protestas