Maduro intenta un gesto de apertura con los indultos pero se guarda a los perseguidos más importantes

pedro garcía otero CARACAS / CORRESPONSAL

INTERNACIONAL

MANAURE QUINTERO | Reuters

No hay un solo militar entre los 110 indultados por el régimen venezolano, y cuatro ciudadanos españoles han sido liberados

02 sep 2020 . Actualizado a las 09:41 h.

Nicolás Maduro se ha guardado los ases de la baraja entre quienes son presos o perseguidos políticos en Venezuela. Tras liberar a 110 de ellos, en un sorpresivo giro el lunes, aún quedan 336 encarcelados políticos, mientras la cantidad de personas con juicios abiertos por ese tipo de causas aún es superior a 5.000, señalaron oenegés de derechos humanos, como el Foro Penal Venezolano.

El presidente venezolano ha apelado a la figura del indulto para la liberación, entre otros, de 26 diputados, que, como hizo notar el presidente de la Asamblea Nacional, Juan Guaidó, constituyen una sexta parte de los escaños del Parlamento venezolano.

El cuestionado jefe de Estado no ha obtenido automáticamente, lo que, según el ministro de Comunicaciones del régimen venezolano, Jorge Rodríguez, buscaba, que era el reconocimiento para el proceso electoral parlamentario del 6 de diciembre.