El Líbano recibe a Macron con la elección de Mustafá Adib como nuevo primer ministro

Mikel Ayestaran JERUSALÉN / COLPISA, EFE

INTERNACIONAL

Macron abraza a Tamara Tayah, una víctima de la explosión en el puerto de Beirut, tras plantar este martes un cedro, en el centenario de la proclamación del Gran Estado del Líbano bajo el mandato francés
Macron abraza a Tamara Tayah, una víctima de la explosión en el puerto de Beirut, tras plantar este martes un cedro, en el centenario de la proclamación del Gran Estado del Líbano bajo el mandato francés GONZALO FUENTES | Reuters

El mandatario ve urgente llegar a un acuerdo con el FMI tras la explosión de Beirut, cuyo perjuicio económico asciende a 6.800 millones de euros

01 sep 2020 . Actualizado a las 12:23 h.

El Líbano recibió la noche del lunes al presidente francés, Emmanuel Macron, en visita oficial al país, con la designación de Mustafá Adib como nuevo primer ministro con el apoyo de los principales partidos. A punto de cumplirse un mes desde la brutal explosión en el puerto de Beirut, que mató a 200 personas y arrasó media ciudad, el hasta ahora embajador del país en Alemania recibió el voto de 90 de los 120 diputados del parlamento, incluidos los de Hezbolá, y obtuvo el encargo de formar Gobierno a la mayor brevedad posible para hacer frente a la grave crisis económica y política que sufre el país. El Banco Mundial estima en 3.900 millones de euros los destrozos causados por la deflagración y otros 2.900 en cuanto a las pérdidas sufridas por el sector productivo desde entonces.

Lo primero que hizo el diplomático de 48 años al conocer su designación fue acercarse a las zonas más afectadas de la capital, algo que no se han atrevido a hacer hasta ahora ni su antecesor y primer ministro en funciones, Hasán Diab, ni el presidente, Michel Aoun. «Necesito formar Gobierno en un tiempo récord para implementar reformas de forma inmediata y lo primero es alcanzar un acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI)», declaró Adib, quien pidió «unidad para recuperar la confianza de los libaneses».

Las conversaciones con el FMI sobre un rescate de 10.000 millones llevan meses en suspenso debido a las diferencias internas en el país. Si el trabajo de Adib no era ya suficientemente complicado, deberá sumar un problema de última hora tras la dimisión de Talal Salman, asesor del Ministerio de Finanzas durante los últimos seis años y negociador principal con el organismo internacional, según informó Bloomberg. El FMI vinculó la llegada de cualquier tipo de ayuda a la reforma previa de un sistema enfermo de corrupción.