La UE sanciona a los artífices del fraude electoral y la represión en Bielorrusia

Patricia BAelo BERLÍN / CORRESPONSAL

INTERNACIONAL

Josep Borrell, junto al ministro de Exteriores alemán, Heiko Maas
Josep Borrell, junto al ministro de Exteriores alemán, Heiko Maas

Borrell pidió a Rusia que no intervenga tras la oferta de Putin de enviar tropas

29 ago 2020 . Actualizado a las 09:56 h.

La UE avanza en su intento por resolver la crisis en Bielorrusia. Ante el hecho de que la presión internacional no ha surtido efecto y el presidente Alexánder Lukashenko no ha reculado ni un ápice en su actitud represora hacia la oposición, los 27 ministros de Exteriores del bloque acordaron ayer sancionar a los responsables directos del fraude electoral y la violencia estatal.

Se trata de una veintena de personas, entre funcionarios de alto rango y los que lograron que, pese a los resultados, Lukashenko se proclamara de nuevo presidente el 9 de agosto. Se les prohibirá acceder al territorio comunitario, entre otras cosas, explicó el alto representante de la UE para la Política Exterior, Josep Borrell, al final de la reunión informal con sus homólogos en Berlín.

«Si Lukashenko aumenta la presión y la represión policial contra las manifestaciones pacíficas, tenemos que responder», dijo, por su parte, el ministro alemán de Exteriores, Heiko Maas, consciente de que ha costado alcanzar este pacto. Y es que algunos países, como los bálticos, exigían sanciones inmediatas que incluyeran a Lukashenko, mientras que otros abogaban por un círculo reducido de personalidades.