El primer ministro japonés dimite por problemas de salud

Zigor Aldama COLPISA | SHANGHÁI

INTERNACIONAL

Abe Shinzo ha llevado estabilidad a la caótica política nipona y ha tratado de revitalizar la economía, pero la colitis ulcerosa provoca su segunda dimisión

29 ago 2020 . Actualizado a las 20:07 h.

Había tratado de acallar los rumores que llevaban meses circulando sobre su salud, pero Abe Shinzo reconoció este viernes que eran ciertos y ha decidido dimitir como primer ministro de Japón. Y no es la primera vez que la colitis ulcerosa que sufre le aparta del cargo. «Hace trece años, mi enfermedad crónica se manifestó y tuve que dimitir como primer ministro. Gracias a un nuevo medicamento, sané y volví a tomar el puesto. Durante ocho años he controlado mi enfermedad y he logrado centrarme en el trabajo. Pero en junio de este año me sometí a un chequeo rutinario y el médico me dijo que la enfermedad volvía a aparecer», explicó Abe en una rueda de prensa celebrada en Tokio.

Según el primer ministro japonés que más tiempo ha permanecido en el cargo -siete años y ocho meses-, su salud empeoró a finales del mes pasado, cuando los médicos le recomendaron que se sometiera a un nuevo tratamiento. «Parece que es eficaz, pero se ha confirmado que debo tomarlo de forma continua. Y no hay garantía de que mi salud vaya a mejorar sustancialmente cuando lo concluya», añadió. Por eso, y con el objetivo de «evitar que haya un vacío de poder», Abe consideró que es el momento adecuado para dimitir.