«Su familia no estará segura en los EE.UU. de los demócratas radicales»

La Voz AGENCIAS

INTERNACIONAL

Kimberly Guilfoyle, novia de Donald Trump Jr., durante su intervención en la convención
Kimberly Guilfoyle, novia de Donald Trump Jr., durante su intervención en la convención Chip Somodevilla | Efe

La pareja que apuntó con armas a los manifestantes antirracismo, entre los oradores a la convención republicana que dibujaron un escenario apocalíptico si gana Biden

25 ago 2020 . Actualizado a las 19:55 h.

El primer día de la Convención Nacional Republicana dejó un mensaje tan claro como apocalíptico: que  EE.UU. será un país caótico e inseguro si el demócrata Joe Biden gana a Donald Trump el 3 de noviembre. Un mensaje que no dejaron de repetir el lunes los invitados a la cita, entre ellos el matrimonio de San Luis (Misuri) que se encaró y apuntó con armas de fuego a los manifestantes que pasaron delante de su casa en junio en el marco de las protestas nacionales tras la muerte de George Floy. «No importa donde vivan, su familia no estará segura en los Estados Unidos de los demócratas radicales», dijo Patricia McCloskey. 

Después de confirmar que Trump será el candidato republicano durante una votación de los delegados del partido en Charlotte (Carolina del Norte), la exembajadora estadounidense ante la ONU Nikki Haley y el hijo mayor del mandatario, Donald Trump Jr., fueron los protagonistas de las dos horas y media de programa (madrugada en España), entre las decenas de discursos que en su mayoría se grabaron en un auditorio vacío en Washington, con un tono más solemne que el de la convención demócrata, informa Efe.

«Joe Biden es bueno para Irán y el Estado Islámico, genial para la China comunista, y es una bendición para todos los que quieren que Estados Unidos se disculpe, se abstenga y abandone nuestros valores», subrayó Haley, una de las figuras del partido que más suena como posible candidata presidencial en el 2024.

Haley insistió en que «Estados Unidos no es un país racista» pese a que muchos demócratas así lo afirman, aunque a continuación reconoció que su propia familia migrante «enfrentó discriminación y dificultades».

Donald Jr. y la «utopía socialista»

En su turno, Donald Trump Jr. se convirtió en el mayor abanderado de la idea en la que más hicieron hincapié muchos de los otros oradores, la que perfilaba un Partido Demócrata controlado por sus figuras más izquierdistas, a pesar de que fueron los moderados los que dominaron la convención de Biden la semana pasada.

Donald Trump Jr. durane su intervenciónen la convención republicana
Donald Trump Jr. durane su intervenciónen la convención republicana KEVIN LAMARQUE | Reuters

«Joe Biden y Kamala Harris quieren una revolución cultural. Un Estados Unidos fundamentalmente diferente. Si les dejamos, convertirán a nuestro país en una utopía socialista, y la historia nos ha demostrado que ese camino solo lleva al dolor y a la miseria», sentenció el primogénito del presidente.

Donald Jr., cuyas posibles aspiraciones presidenciales también se rumorean, presentó los comicios de noviembre como una elección entre «iglesia, trabajo y escuela» frente a «disturbios, saqueos y vandalismo, o, en palabras de Biden y los demócratas, 'protesta pacífica'».

Una idea que repitió  Mark y Patricia McCloskey, una matrimonio que enfrenta cuatro años de cárcel por haber apuntado con una pistola y un rifle a los manifestantes antirracistas que pasaron delante de su palacete en San Luis. El matrimonio dibujó un panorama apocalíptico lleno de barrios inseguros que, a su juicio, podría ocurrir si Biden llega a la Casa Blanca.  «Ni una sola persona de la turba fuera de control que ustedes vieron en nuestra casa ha sido imputada por un crimen. ¿Pero ustedes saben quiénes sí lo fueron? Nosotros. Nos han imputado con un crimen por atrevernos a defender nuestra casa», afirmó Mark.