Cientos de israelíes se manifiestan por la violación grupal a una menor en la turística ciudad de Eilat

Critican la respuesta ineficaz del Gobierno y reclaman más fondos para los programas de prevención de la violencia sexual

Las manifestaciones tuvieron lugar en distintas ciudades de Israel, como la capital, Tel Aviv
Las manifestaciones tuvieron lugar en distintas ciudades de Israel, como la capital, Tel Aviv

Redacción / Agencias

Más de mil israelíes han salido este jueves por la noche en una treintena de ciudades del país para expresar su indignación por la violación de una menor de 16 años por más de 30 hombres en un hotel de la localidad de Eilat la semana pasada. Los manifestantes consideran insuficiente el trabajo gubernamental en materia de violencia sexual, y reclaman más fondos y una política que priorice las necesidades sociales y la educación.

Las manifestaciones han ocurrido en 33 localidades del país, entre ellas Jerusalén, Tel Aviv, Haifa y la propia ciudad de Eilat, una zona turística próxima al mar Rojo, donde los protestantes sostenían carteles que decían «te creo» y «no estás sola».

En declaraciones al diario israelí Haaretz, una joven manifestante explicó que decidió «asistir a una manifestación organizada por organizaciones de mujeres para gritar contra la cultura de la violación, que alienta atrocidades como la de Eilat. Una manifestación conjunta de mujeres, mujeres y hombres judíos y árabes que exigen un cambio fundamental y presupuestos que aborden la lucha contra la violencia contra las mujeres».

Un periodista de ese mismo medio, Bar Peleg, colgó un hilo en Twitter con varios vídeos de las manifestaciones. «Ni siete, ni ocho, ni nueve ni diez. La cuenta continúa hasta treinta. Cientos de personas bloquean la intersección de Allenby y Rothschild y se sientan en la carretera en una manifestación tras la violación en grupo en Eilat» se puede leer en su primer tuit.

Las organizadoras de las protestas denunciaron que esta violación es consecuencia de la nula actuación pública. Ya el año pasado la respuesta fue ineficaz, cuando unos adolescentes israelíes fueron acusados de violar a una mujer británica en Chipre y también en el caso de dos futbolistas acusados de violar a dos niñas de 15 años.

Los manifestantes reclaman que el Gobierno israelí priorice la financiación de programas para prevenir la violencia sexual, también aquellos enfocados a los niños para enseñarles desde una edad temprana la sexualidad saludable y piden que en cada ciudad haya una trabajadora social para atender a los casos de abusos sexuales. Una de las organizadoras, Stav Arnon, declaró a Haaretz que «las mujeres están excluidas de la toma de decisiones y son reprimidas. Esta realidad de que la vida de las mujeres es menos igualitaria no es un decreto del cielo».

Las manifestaciones fueron organizadas por el movimiento Marcha de Mujeres y otros grupos de acción social como una coalición de 16 organizaciones LGTBI. La Red de Mujeres de Israel ha manifestado también su repulsa en un comunicado: «Treinta hombres esperaron en fila para violar a una niña de 16 años, mientras los titulares de los periódicos todavía tratan los mismos temas. La vida de una joven se ha hecho añicos, y nuestros corazones están con ella».

Según una investigación preliminar, la menor fue violada en Eilat por una treintena de hombres, que hacían cola en el pasillo esperando su turno para abusar de la niña, como se puede ver en unas imágenes de las cámaras de seguridad. Los agentes están analizando este vídeo para identificar a más involucrados.

La joven había viajado con una amiga a la ciudad balneario donde se encontró con varios conocidos de su compañera. De acuerdo con los testimonios de la víctima, en un momento la adolescente subió a una de las habitaciones para usar el baño. En esa habitación fue donde tuvo lugar la violación. Según informa la BBC, las autoridades declararon que la amiga intentó ayudarla, pero no fue capaz de parar a los violadores.

Por el momento han sido detenidos dos jóvenes de 27 años en conexión con este caso, en el que hay tantos sospechosos involucrados que la Policía ha tenido que establecer una unidad especial de investigación. Uno de los detenidos fue arrestado cuando los agentes comprobaron que había mensajeado a la menor, advirtiéndole de que la violación había sido grabada.

El defensor público de este sospechoso, Lior Ronen, se ha limitado a informar que su cliente «niega toda responsabilidad». Por su parte, el otro sospechoso ha sido acusado de violación, conspiración para cometer un crimen, y negación de auxilio, informa Europa Press. Su abogada, Ofra Siboni, ha explicado que su defendido no pudo hacer nada para impedir la violación. «Tenía miedo de los otros hombres», ha esgrimido, en declaraciones recogidas por el Yedioth Aharonoth.

Las autoridades hablan

El primer ministro Benjamin Netanyahu ha calificado el incidente de «crimen contra la humanidad». «Mi esposa y yo hemos conocido esta mañana la presunta violación en grupo en Eilat. Es horrible, no hay otras palabras para describirlo. No es solo un crimen contra esta niña, sino un crimen de lesa humanidad, que merece toda condena», ha declarado el primer ministro israelí.

También se ha pronunciado el ministro de Defensa, Benny Gantz, que ha recordado que la investigación sigue en curso y ha reprochado que los violadores «han demostrado la depravación de su alma y moralidad». Asimismo, ha tenido unas palabras para la niña, a la que le ha dicho: «Mi corazón está contigo, no estás sola».

Por su parte, el alcalde de Eilat, Meir Yitzhak Halevi, ha denunciado el asalto como «un comportamiento animal, de hombres inmorales, a los que espero que se les trate con todo el rigor de la ley».

Un crimen recurrente pero poco investigado

Según Hareetz, cada año cientos de niñas menores de 18 años denuncian que han sido violadas en grupo, pero pocos de estos casos son investigados. De acuerdo con las cifras publicadas por este medio, de los 1.250 informes de violación en grupo y agresión sexual realizados a la Asociación de Centros de Crisis de Violación en Israel durante los últimos cinco años, solo se abrieron 84 archivos policiales (un 7 %).

En los cinco años en los que existen estadísticas (2014-2018), la asociación ha recibido entre 200 y 300 denuncias de violación en grupo y agresión sexual cada año. En el 2018, en el 60 % de los casos la víctima era una niña de entre 13 y 18 años. Un aumento significativo con respecto a los años anteriores, cuando el 40 % de las víctimas eran menores de edad. Según las estadísticas policiales del 2018, el 63 % de las víctimas de violación en grupo eran niñas de entre 12 y 18 años. 

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Cientos de israelíes se manifiestan por la violación grupal a una menor en la turística ciudad de Eilat