Mueren 45 personas, entre ellos cinco niños, en el mayor naufragio del año en el Mediterráneo

Carmen G. Mariñas, R. P. REDACCIÓN / AGENCIAS

INTERNACIONAL

Imagen de archivo de un rescate de migrantes llevado a cabo por la ONG Sea-Eye en el mar Mediterráneo a mediados del 2019
Imagen de archivo de un rescate de migrantes llevado a cabo por la ONG Sea-Eye en el mar Mediterráneo a mediados del 2019 Fabian HeinzSea-Eyedpa | Europa Press

La ONU insta a los estados a revisar sus políticas de rescate de migrantes en el mar

20 ago 2020 . Actualizado a las 15:04 h.

Al menos 45 solicitantes de asilo, entre los que se incluyen cinco niños, murieron ahogados en aguas del Mediterráneo central cuando trataban de alcanzar las costas de Europa desde las playas de Libia. Este naufragio, que se produjo el lunes al estallar el motor, es el más grave ocurrido en las costas de este país en lo que va de año, informó hoy la Organización Internacional para las Migraciones (OIM). Esta asociación y la agencia de la ONU para los refugiados (ACNURpidieron urgentemente una revisión del enfoque de los países en sus esfuerzos de rescate. 

A través de un comunicado, la OIM y ACNUR informaron de que otros 37, la mayoría de Senegal, Mali, Chad y Ghana, lograron sobrevivir gracias al rescate de un pesquero local, que los entregó luego a fuerzas de seguridad libias. Sin embargo, estos fueron arrestados nada más ser desembarcados y fueron trasladados a centros de detención gestionados por milicias armadas que, según diversas organizaciones internacionales recogidas por Efe, tienen lazos con las mafias de traficantes y no respetan las condiciones de seguridad e higiene exigidas por la comunidad europea.

Ante esta situación, tanto la OIM como ACNUR, así como grupos y organizaciones de defensa de los Derechos Humanos, han denunciado la respuesta «inadecuada» de las autoridades marítimas cuando se les alerta sobre personas abandonadas a la deriva en barcos averiados después de emprender peligrosos viajes por mar para llegar a Europa. En la opinión de las dos principales asociaciones, «existe una necesidad urgente de fortalecer la capacidad actual de búsqueda y rescate allí para responder a las llamadas de socorro».