Un motín militar desata la alarma en Mali

Un grupo de soldados toman una base y presuntamente secuestran a varios ministros. Las embajadas europeas recomiendan a sus ciudadanos que no salgan a la calle

Los opositores celebran el motín en Mali
Los opositores celebran el motín en Mali

Agencias

Mali vive momentos de tensión ante un motín de un grupo de militares en la base de Kati, a las afueras de la capital, Bamako, y el presunto secuestro de varios ministros y otros miembros de alto grado del actual Gobierno, sin que se sepa todavía si se trata de un golpe de Estado.

Varios residentes explicaron que a primera hora de este martes escucharon disparos en la base militar y la carretera hasta el cuartel había sido cortada. Hay una gran confusión en la capital y la mayoría de oficinas del Gobierno, los bancos y los comercios han cerrado sus puertas. Los funcionarios de la radio y televisión del país fueron enviados a sus casas. El portal web Maliactu asegura que los vehículos militares vistos en las calles de Bamako han recibido aplausos espontáneos de la población.

El diario Journal du Mali informó por Twitter que el ministro de Economía, Abdoulaye Daffé, ha sido «secuestrado» en su oficina en Bamako «por hombres armados en torno a las 8 horas». Posteriormente, este mismo medio ha informado de que el presidente de la Asamblea Nacional, Moussa Tiembiné, también había sido secuestrado en su domicilio oficial por hombres armados. Por ahora no hay confirmación oficial de estos sucesos, pero algunas fuentes militares dicen que Daffé, así como el titular de Asuntos Exteriores, Tiebilé Dramé, fueron arrestados «para garantizar su seguridad». 

Estos movimientos se producen tras varias semanas de gran inestabilidad en el país, con manifestaciones multitudinarias y disturbios en las calles protagonizados por multitudes que exigen la renuncia del presidente Ibrahim Boubacar Keita, en el cargo desde 2013. La oposición al Gobierno de Keita responsabiliza al mandatario de la crisis económica y el aumento de la violencia intercomunitaria causada por grupos yihadistas, afiliados de Al Qaida y al Estado Islámico

La Comunidad Económica de Estados de África del Oeste llegó a mediar en esta crisis y proponer una solución, pero sus recomendaciones no contentaron a los opositores por no incluir la salida del presidente. Este lunes, los líderes del movimiento contrario al Gobierno anunciaron una intensificación de sus acciones para lograr la renuncia de Keita, con un llamamiento a la población a una campaña de desobediencia civil que está previsto que arranque este martes a las 18 horas en Bamako (20 horas en España) y que se mantendrá hasta el domingo.

Reacción en las embajadas

La Embajada de España en Malí ha recomendado a los españoles «evitar desplazamientos a la localidad de Kati y sus alrededores», además de observar «la máxima prudencia y evitar cualquier desplazamiento que no sea de extrema necesidad». El Ministerio de Defensa español también anunció que los casi 200 militares que forman parte del contingente nacional en el país se encuentran a salvo.

En Twitter, la Embajada de Francia en Malí ha informado a sus ciudadanos: «Teniendo en cuenta las tensiones de las que se ha informado la mañana de este 18 de agosto en Kati y Bamako, se recomienda encarecidamente no salir de casa».

Por su parte, la Embajada de Noruega ha indicado en un mensaje dirigido a sus ciudadanos que «ha sido notificado un motín en las Fuerzas Armadas y que hay tropas de camino a Bamako. Los noruegos deberían mostrar cautela y preferiblemente permanecer en casa hasta que la situación esté clara».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Un motín militar desata la alarma en Mali