Aumenta la tensión entre Turquía y Grecia por la búsqueda de gas en el Mediterráneo

Atenas tiene el apoyo de la UE, EE.UU. e Israel, mientras que Erdogan cuenta con el respaldo de la oposición turca

El presidente turco, Tayyip Erdogan
El presidente turco, Tayyip Erdogan dpa | Europa Press

Redacción / Agencias

La tensión entre Turquía y Grecia por la búsqueda de gas en el Mediterráneo ha continuado aumentando esta semana. Ambos países discrepan en sus consideraciones de las zonas económicas exclusivas, ya que Atenas delimita el espacio a partir de sus islas y para Ankara solo las costas pueden tomarse como base. Ante el desacuerdo, Turquía ha advertido que no cederá sus derechos marítimos y Grecia ha recibido el apoyo de la Unión Europea (UE) y también el de Israel, que se ha pronunciado al respecto este miércoles. 

La escalada de tensión empezó el viernes 7 de agosto, cuando Grecia y Egipto firmaron un acuerdo para delimitar las ZEE de los dos países, en un gesto destinado a invalidar un tratado similar suscrito en noviembre pasado entre Turquía y el Gobierno internacionalmente reconocido de Libia.

El ministro de Exteriores turco, Mevlüt Çavusoglu, aseguró este martes, en declaraciones recogidas por Efe, que «Ankara defenderá los derechos de Turquía y de los turcochipriotas en el Mediterráneo oriental sin hacer concesiones».

Desde el inicio de esta semana un buque turco, el Oruç Reis, se encuentra buscando gas a unos 150 kilómetros al sur de las costas turcas, a medio camino entre la isla griega de Creta y Chipre, escoltado por las fuerzas navales de Turquía.

Grecia ha instado a Turquía a cesar las prospecciones en zonas que Atenas considera que le pertenecen y ha acusado a Ankara de «socavar la paz y la seguridad en la región». Como respuesta, Turquía ha retomado las labores de exploración, pausadas en julio a petición de Alemania, para poder dialogar con Grecia.

Apoyo internacional para los griegos

El ministro de Exteriores griego, Nikos Dendias, pidió este martes la convocatoria de una reunión urgente del Consejo de Asuntos Generales de la Unión Europea (UE), ya que en su opinión, existe una clara amenaza de Turquía «a la paz y la seguridad en el Mediterráneo Oriental, en Grecia y Chipre», los dos socios del club comunitario. Una reunión que finalmente ha sido convocada para este viernes.

«A pesar del compromiso de nuestro país de dialogar sobre la base de las normas del Derecho Internacional y del Derecho del Mar, compromiso que ahora repetimos, Turquía ha decidido entregarse a su habitual delincuencia», señaló Dendias en un comunicado.

El ministro se reunirá el viernes en Viena con el jefe de la diplomacia estadounidense, Mike Pompeo, con quien tratará «la situación en el Mediterráneo Oriental, a la luz de la escalada en las violaciones turca», según anunció este miércoles el ministerio de Exteriores heleno.

Estados Unidos ya dejó claro a principios de semana que en este conflicto apoya la postura griega y pidió a Turquía que pare las exploraciones de hidrocarburos y se siente a negociar.

Además del apoyo de los líderes europeos, Israel también se ha pronunciado respecto a la crisis del Mediterráneo Oriental y se posiciona a favor de Grecia

Israel tiene relaciones fluidas con Grecia y ambos países han firmado con Chipre la instalación de un gasoducto en el Mediterráneo, que pueda llevar el gas israelí y chipriota a Europa. Este también atravesaría la ZEE de Chipre, parte de cuya isla fue ocupada por Turquía en el 1974 y se separó del resto.

Los apoyos recibidos hacen que el tono en Atenas sea calmado, a pesar de su declaración oficial de alerta máxima por las amenazas turcas. El Gobierno heleno espera que en los próximos días las tensiones se rebajen, ya que fuentes cercanas al primer ministro griego aseguran que el barco turco no ha comenzado la investigación y consideran que Erdogan se está dirigiendo con sus declaraciones a su público en el interior, más que lanzar una amenaza real. 

La oposición turca blinda a Erdogan

Por su parte, en Turquía el portavoz del opositor Partido Republicano del Pueblo (CHP), Faik Öztrak, ha matizado que Ankara tiene «derecho a tomar cualquier tipo de decisión sobre su área continental mediante el Derecho Internacional» y ha subrayado que «no debe echarse atrás», mostrando así su apoyo a Erdogan.

«Si hay que resolver estas cuestiones con rapidez, entonces necesitamos arreglar nuestras relaciones con Egipto lo antes posible», ha matizado el político en declaraciones al diario Hurriyet.

Sin embargo, Öztrak ha criticado la falta de «actitud» y «respuesta» ante el acuerdo alcanzado por la Compañía Americana de Energía y las Fuerzas Democráticas Sirias (FDS), que incluyen a las Unidades de Protección Popular kurdas (YPG), consideradas por el Gobierno turco como la filial siria del Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK).

En este sentido, ha señalado que el comunicado del Ministerio de Exteriores fue emitido «muy tarde» y que la Presidencia turca no ha expresado su postura sobre el movimiento de la Administración estadounidense.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Aumenta la tensión entre Turquía y Grecia por la búsqueda de gas en el Mediterráneo