Aumenta en un 30 % la emigración británica a la UE tras el brexit

El destino preferido de los británicos es España, seguido de Francia

Pasajeros en el aeropuerto londinense de Heathrow
Pasajeros en el aeropuerto londinense de Heathrow
F. E.
Redacción / Agencias

El número de británicos que ha emigrado a países de la Unión Europea (UE) desde el referéndum del Brexit ha aumentado el 30 % y, según informa el diario británico The Guardian, el destino favorito es España.

Más de la mitad de estas personas tomó la decisión de abandonar el Reino Unido en los tres meses siguientes a la consulta celebrada en el 2016. Según el estudio publicado por el periódico, el promedio de británicos que abandonaron su país en el período del 2008 al 2015 fue de 56.832 personas, mientras que entre el 2016 y el 2018 fue de 73.642.

La mayor parte de ellos escogió como destino España, donde ahora se estima que residen unos 380.000, aunque es una cifra que podría variar ya que no es obligatorio registrarse con las autoridades para vivir en este país. En concreto, la emigración de británicos a España se multiplicó por cinco del período del 2008 al 2015 al del de 2016 al 2018. En el primer caso, el promedio se situaba en 2.300 al año y tras el brexit aumentó a 21.500.

El segundo destino de Europa más popular es Francia, que tampoco obliga a los ciudadanos de la UE a registrarse y donde la presencia de inmigrantes británicos se multiplicó por diez, pasando de 500 al año en el primer período a 5.000 en el segundo. 

Según The Guardian, el informe también refleja un incremento del 500 % en las solicitudes de pasaportes de países de la UE. Un ejemplo de este aumento es Alemania, donde las peticiones crecieron un 2.000 %, lo que se traduce en la nacionalización de 31.600 británicos. Se estima que para finales del 2020, la mitad de los 120.000 británicos que residen en Alemania tendrán la doble nacionalidad.

«Estos aumentos de las cifras son de una magnitud que esperas ver en un país golpeado por una gran crisis económica o política», explicó a ese diario Daniel Auer, coautor del estudio de la Universidad de Oxford y del Centro de Ciencia Social. 

Otra conclusión a la que llegaron los investigadores fue la «reducción de los niveles de consideración y el nivel de anticipación en la toma de decisiones, con aumentos en los niveles de impulsividad, espontaneidad y su correspondiente toma de riesgos», en las personas que finalmente tomaron la decisión de dejar Gran Bretaña. Según explica el informe, el aumento en las solicitudes de ciudadanía en países europeos se explica por la preocupación de los ciudadanos británicos de perder los derechos de libre movimiento entre países, que limitan a su vez las perspectivas de futuro en el ámbito laboral y residencial, a causa del Brexit. 

Aquellas personas que tienen nacionalidad de un país de la UE no ven limitada su libertad de movimientos en el Reino Unido, mientras que los británicos que no tienen esta otra ciudadanía del país de acogida no pueden trabajar u ofrecer un servicio en otro país europeo, algo que afecta a profesiones del ámbito del derecho, arquitectura, traducción o salud. De acuerdo con el coautor Daniel Tetlow, «estamos observando un nuevo fenómeno de integración social y una redefinición de lo que significa ser británico y europeo».

Este medio recoge las investigaciones de un estudio elaborado por la Universidad de Oxford y el Centro de Ciencia Social de Berlín (Alemania) a partir de datos de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) y Eurostat

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

Aumenta en un 30 % la emigración británica a la UE tras el brexit