La Policía alemana registra una guardería por la investigación de la desaparición de Madeleine McCann

La inspección se enmarca dentro del caso de un presunto homicidio cuyo sospechoso principal podría haber secuestrado a la niña en el 2007

Los padres de Madeleine McCann, la niña británica de 4 años desaparecida en el 2007 en Portugal, durante la rueda de prensa que ofrecieron en Madrid dentro de su gira por varias capitales europeas para pedir ayuda en la búsqueda de su hija
Los padres de Madeleine McCann, la niña británica de 4 años desaparecida en el 2007 en Portugal, durante la rueda de prensa que ofrecieron en Madrid dentro de su gira por varias capitales europeas para pedir ayuda en la búsqueda de su hija

Redacción / Agencias

La Policía alemana ha registrado este martes el jardín de una guardería de la ciudad de Hanover como parte de la investigación sobre la desaparición en el 2007 de la niña británica Madeleine McCann.

Según ha informado la Fiscalía alemana, este registro se enmarca en la investigación por presunto homicidio contra un sospechoso alemán de 43 años, actualmente detenido en la ciudad de Kiel.

De acuerdo con la información publicada por Europa Press, las autoridades alemanas sospechan que este hombre secuestró a la pequeña cuando tenía 3 años mientras disfrutaba de unas vacaciones con sus padres en la ciudad portuguesa de Praia da Luz.

Aunque la Fiscalía no ha dado detalles sobre el registro, el diario local Hannoversche Allgemeine Zeitung ha indicado que los agentes han usado una excavadora.

Caso Madeleine McCann: el laberinto de la investigación más famosa del mundo

La Voz
Imagen de Madeleine McCann poco antes de su desaparición en el 2007
Imagen de Madeleine McCann poco antes de su desaparición en el 2007

La aparición de un nuevo sospechoso, un hombre alemán con un amplio historial delictivo, pone de manifiesto que la búsqueda de la niña nunca se ha detenido. Un enigma que dura 13 años que deja pocos motivos para la esperanza

Desapareció de la forma más misteriosa posible cuando solo tenía tres años. Y de eso han pasado ya más de 13. Con todo, el caso de la niña británica Madeleine McCann es uno de los más enigmáticos del mundo. Lo es por la forma en la que todo sucedió, porque el imaginario público tiene grabada en su mente la imagen de esa niña rubia con una pequeña mancha en el ojo, pero también por el hecho de que, tras años de silencio y de la que parecía una acabada investigación, acaba de surgir el que parece el primer sospechoso en firme en mucho tiempo.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

La Policía alemana registra una guardería por la investigación de la desaparición de Madeleine McCann