Trump teme el voto por correo y amenaza con no reconocer su derrota

Redacción LA VOZ

INTERNACIONAL

Donald Trump
Donald Trump LEAH MILLIS | REUTERS

El magnate ataca a su rival y dice que Biden «está mentalmente arruinado»

21 jul 2020 . Actualizado a las 08:52 h.

La tensión política en Estados Unidos sigue creciendo a poco más de tres meses de la cita con las urnas en la que Donald Trump buscará la reelección frente al demócrata Joe Biden y, quizá, Kanye West, su antiguo amigo y aliado ahora reconvertido en presidenciable como candidato independiente.

Como ocurrió en la previa de la cita del 2016, Trump no para de denunciar conspiraciones en su contra. Si hace cuatro años era el establishment, ahora los dardos del plutócrata se dirigen hacia la supuesta manipulación del voto por correo. Tras el cambio de estratega, sigue sin remontar en las encuestas y, poco habituado a ser contradicho, ya ha sacado toda la artillería verbal contra quienes cuestionan un mandato que se ha visto eclipsado en el tramo final por el coronavirus sin acabar aún de despejar las sombras de la injerencia rusa en la campaña que le dio la victoria frente a Hillary Clinton.

Quizá por ello, el inquilino de la Casa Blanca quiso extender el manto de las sospechas hacia todos los que le critican. El presidente de Estados Unidos se negó en una entrevista emitida este domingo a aclarar si aceptará el resultado de las elecciones de noviembre, y volvió a insistir, sin pruebas, en que el voto por correo «amañará» los comicios.

Ataques a Biden

«Tendré que verlo. No voy a decir simplemente que sí, no voy a decirlo, y tampoco lo hice la última vez», dijo Trump al ser preguntado por si aceptará una posible derrota en noviembre, durante una entrevista con la cadena Fox News, uno de sus grandes aliados en la carrera electoral.

Trump lleva semanas desacreditando el método de voto por correo, que muchos estados han facilitado en el contexto de la crisis del coronavirus, al denunciar que eso puede llevar a un fraude electoral, algo sobre lo que no hay ninguna prueba. «Creo que el voto por correo va a amañar las elecciones, realmente lo creo», aseguró.

Trump reconoció que él no es «un buen perdedor» porque no le «gusta» perder, y restó credibilidad al aluvión de encuestas que conceden una ventaja considerable a Joe Biden. «¿Sabe por qué no voy a perder? -insistió Trump-. Porque el país, al final, no va a elegir a un hombre que está arruinado. Está arruinado mentalmente». Trump no quiso responder a la pregunta de si cree que Biden está «senil», pero sí le calificó de «incompetente» para la presidencia y dijo que «ni siquiera sabe que está vivo» y «no sabe juntar dos frases».

«Las encuestas eran falsas en el 2016 y son mucho más falsas ahora», desacredita a los sondeos 

Las relaciones de Donald Trump con la prensa nunca han sido buenas. El magnate siempre sospechó de la tendencia prodemócrata de los principales medios en Estados Unidos y, por eso, les dedicó toda clase de epítetos negativos. En su concepción, las encuestas son otra más de la pugna política y se niega a dar veracidad a los últimos veinte sondeos que le colocan entre cuatro y 16 puntos por detrás de Joe Biden. La situación es muy similar a la del 2016, aunque en aquel entonces su distancia con la aspirante demócrata, Hillary Clinton, era ligeramente menor y al menos un par de sondeos le daban como ganador en los comicios.

En la última semana, el presidente de Estados Unidos no ha parado de repetir a quien quiera oírle que esas encuestas no son fiables y que todo forma parte de una campaña contra él. «No creo que vaya a perder. ¿Sabe cuántas veces me han dado por derrotado? (...) No estoy perdiendo, porque esas son encuestas falsas, fueron falsas en el 2016 y ahora son todavía más falsas», zanjó.