Las redes sociales obligan a Irán a anular tres condenas de muerte

Más de siete millones de personas colgaron mensajes en farsi para reclamar el perdón de los jóvenes detenidos tras las protestas de noviembre Jerusalén


Colpisa

La justicia de Irán anuló este sábado de manera oficial la ejecución de los tres jóvenes detenidos durante los disturbios de noviembre por la subida del precio de la gasolina. El anuncio de la pena capital para ellos provocó una gran protesta online en la que más de siete millones de personas colgaron mensajes en las redes sociales con el hashtag en farsi #no_ejecutéis.

«Hemos transmitido una demanda al Tribunal Supremo y fue aceptada. Esperamos que el veredicto será anulado», dijo por teléfono a la agencia AFP Babak Paknia, uno de los abogados defensores. Contra Amirhosein Moradi, de 26 años, Said Tamjidi, de 28, y Mohamad Rajabi, también de 26, según el tribunal que les juzgó en Teherán, «fueron encontradas pruebas en sus teléfonos móviles de que habían incendiado bancos, edificios públicos y autobuses durante las manifestaciones». Sin embargo, desde la oficina de Derechos Humanos de Naciones Unidas criticaron el fallo y aseguraron que «los tres jóvenes fueron sometidos a torturas por las autoridades iraníes, incluidos golpes y descargas eléctricas. Como resultado, confesaron. Uno de ellos, Moradi, lo hizo después de que los interrogadores le dijeran que solo recibiría tratamiento médico si lo hacía. Habló, pero nunca le dieron medicina alguna».

La marcha atrás de la Justicia se vivió el sábado como una victoria en las redes sociales en un país que en el 2019 ejecutó a 251 presos, una cifra solo superada por China, según los datos de Amnistía Internacional (AI). Las protestas de noviembre se extendieron por las principales ciudades de la república islámica y murieron 230 personas en los choques con las fuerzas de seguridad, de acuerdo a las cifras oficiales. Entre las voces que se sumaron a la campaña contra la ejecución estuvieron el director de cine Asghar Farhadi, ganador de dos premios Oscar, el exfutbolista de Osasuna e ídolo local, Masoud Shojaei, y Donald Trump, que en un tuit declaró que «la ejecución de estas tres personas envía un mensaje deplorable al mundo y no debe hacerse».

Nueva explosión

La noticia sobre la suspensión de la condena de muerte de estos tres jóvenes quedó, sin embargo eclipsada por una explosión en una central eléctrica en la provincia de Isfahán, en el centro del país. No hubo víctimas y la agencia oficial Irna aseguró que fue un accidente causado por el desgaste del transformador.

Fue la décima deflagración en menos de tres semanas y medios como Business Insider revelaron, citando fuentes de Defensa israelíes, que se trata de «una intensa campaña de Tel Aviv para golpear a Irán y buscar la confrontación antes de que termine el mandato de Trump». La explosión más grave hasta el momento afectó a la planta nuclear de Natanz y dañó seriamente al centro de producción de centrifugadoras de última generación.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Las redes sociales obligan a Irán a anular tres condenas de muerte