Un muerto por disparos en una manifestación contra la violencia policial en Kentucky

La víctima participaba en una protesta pacífica contra la violencia policial de Estados Unidos


Un hombre ha muerto tiroteado en un parque de Louisville, en el estado de Kentucky, durante una manifestación pacífica para protestar contra la violencia policial y en particular por la muerte de Breonna Taylor, una sanitaria afroamericana que murió en esta localidad el pasado 13 de marzo tras recibir ocho disparos de la Policía en su propia casa.

Los disparos se produjeron en la noche del sábado en el parque de la plaza Jefferson, según ha informado el Departamento de la Policía Metropolitana de Louisville. «Sobre las 21.00 horas se informó de disparos en el parque de la plaza Jefferson. Avisaron telefónicamente de que el personal del Departamento del Sheriff estaba realizando maniobras de reanimación a un hombre que finalmente murió en el lugar», ha indicado la Policía a través de su cuenta en Twitter.

Una segunda persona resultó herida de bala junto al Palacio de Justicia y fue trasladada al Hospital Universitario de Louisville, según la Policía. Los detectives de homicidios han abierto ya una investigación sobre lo ocurrido.

Además, se ha producido un desalojo de los manifestantes que estaban acampados como parte de la acción de protesta. «No se permitirán tiendas de ningún tipo en ningún momento del día», ha subrayado.

La Policía ha destacado el carácter mayoritariamente pacífico de la manifestación, pero ha advertido de que aunque pueda haber protestas durante el día, no permitirán que haya gente en el parque durante la noche.

La muerte de Breonna Taylor cobró relevancia tras el fallecimiento del también afroamericano George Floyd el pasado 25 de mayo en Mineápolis tras pasar casi nueve minutos con el cuello aprisionado por la rodilla de un policía durante una detención. La muerte de Floyd ha provocado una ola global de protestas antirracistas y contra la violencia policial.

La ONU debate si investigar a EE.UU por «racismo sistémico» y violencia policial

La Voz
Ursula Von der Leyen, ayer, durante el minuto de silencio por George Floyd en la Eurocámara
Ursula Von der Leyen, ayer, durante el minuto de silencio por George Floyd en la Eurocámara

La Eurocámara condena la muerte de Floyd y promete erradicar la discriminación

El Consejo de Derechos Humanos de la ONU se pronunciará este jueves sobre la solicitud de 54 países africanos para investigar el racismo y los abusos contra la población negra por parte de las fuerzas policiales de EE.UU.

Los países africanos consiguieron que el Consejo de Derechos Humanos (CDH) convocase un debate urgente sobre la discriminación y el «racismo sistémico» en EE.UU. y en otras partes del mundo, a raíz del homicidio del afroamericano George Floyd el pasado 30 de mayo en un acto público de brutalidad policial.

La nueva propuesta no pide la creación de una comisión investigadora internacional contra EE.UU, sino que encarga a la oficina de la alta comisionada para los derechos humanos, Michelle Bachelet, que realice las indagaciones. En concreto, se le solicita que «establezca los hechos y circunstancias relacionadas con el racismo sistémico» y los consiguientes abusos por parte de las instituciones que garantizan la seguridad en EE.UU. y «otras partes del mundo».

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Un muerto por disparos en una manifestación contra la violencia policial en Kentucky