La UE rechaza la maniobra de Maduro para usurpar el control de la oposición en Venezuela

El régimen chavista sitúa una dirección afín al frente de los partidos


Caracas / Corresponsal

La Unión Europea acusó ayer al Tribunal Supremo de Justicia del régimen de Nicolás Maduro de «reducir el espacio democrático al mínimo en Venezuela» y de «crear obstáculos adicionales a la solución de su profunda crisis política».

La UE no solo rechazó la designación por parte del Supremo venezolano (al que se considera afín al régimen) de un nuevo Consejo Nacional Electoral, sino también la suspensión de la ejecutiva de Acción Democrática, y la designación de una junta ad hoc que participará en unas elecciones parlamentarias a las que la oposición ya ha afirmado que no quiere presentarse.

La decisión concede el control de AD, el partido histórico de la socialdemocracia venezolana, a Bernabé Gutiérrez, uno de los diputados opositores acusados por la propia Asamblea Nacional de haber recibido sobornos de empresarios cercanos al chavismo.

Se espera que en las próximas horas el Supremo emita resoluciones similares cambiando las direcciones de los otros tres grandes partidos de la oposición: Primero Justicia, Voluntad Popular y Un Nuevo Tiempo.

«Unas elecciones presidenciales y legislativas justas y libres, que respeten los estándares internacionales, son claves para superar la crisis en Venezuela. Un Consejo Nacional Electoral independiente y equilibrado, así como un campo de juego que permita la participación de los partidos y candidatos es un elemento fundamental para un proceso electoral creíble», señala la UE.

La Unión Europea insta al Gobierno venezolano a establecer negociaciones con la oposición que permitan «el levantamiento de las prohibiciones a los partidos políticos».

El presidente del Parlamento, Juan Guaidó, citando al fundador de Acción Democrática, Rómulo Betancourt, señaló que «la dictadura de Maduro no es la primera que intenta hacer desaparecer a AD. Y todas han caído».

Contra los partidos opositores, sin embargo, opera la falta de democracia interna en los mismos. Gutiérrez era considerado la mano derecha de Henry Ramos Allup, secretario general de AD, y entre ambos bloquearon cualquier intento de elecciones internas en ese partido durante las últimas dos décadas.

Los dirigentes de los partidos opositores a los que el Supremo está concediendo el control tienen, todos, algo en común: fueron acusados el año pasado en el propio Parlamento de interceder en favor de testaferros de Alex Saab, el empresario colombiano que ahora está preso en Cabo Verde y esperando la extradición a EE.UU. por la supuesta creación de una red de empresas fantasmas para blanquear capitales de la corrupción en Venezuela.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

La UE rechaza la maniobra de Maduro para usurpar el control de la oposición en Venezuela