Kim Jong-un destruye la oficina de enlace entre las dos Coreas

Los enfrentamientos entre los dos países han aumentado considerablemente en la última semana

El edificio fue demolido con explosivos
El edificio fue demolido con explosivos

Redacción

Corea del Norte destruyó la oficina de enlace intercoreana situada en su territorio en aparente respuesta al envío de propaganda contraria al régimen desde el sur y elevó de nuevo la tensión en la península a cotas no vistas desde finales del 2017.

«El norte ha destruido el edificio de la oficina de enlace a las 14.49», aseguró el Ministerio de Unificación sureño en un mensaje de texto enviado a Efe. Pionyang ya había amenazado hace unos días con destruir esta simbólica oficina en el marco de su reciente subida de tono contra Seúl debido al envío de globos con propaganda contraria al régimen por parte de activistas desde el sur.

Corea del Norte pareció ignorar el hecho de que el Ejecutivo sureño denunciara de inmediato a estos grupos de activistas para impedir que vuelvan a enviar panfletos y, por boca de Kim Yo-jong, hermana del líder norcoreano Kim Jong-un, advirtió el fin de semana sobre la posibilidad de demoler el edificio.

De hecho, minutos antes de la detonación, el ministro de Unificación surcoreano, Kim Yeon-chul, dijo ante la comisión parlamentaria de Exteriores que, al margen de las amenazas de Kim, el derribo había sido «preanunciado en parte» al sur por parte del régimen. Horas después, Pionyang también confirmó en sus medios de propaganda la destrucción del edificio como parte de su decisión de «interrumpir todas las líneas de comunicación» entre ambos países.

El Ejecutivo surcoreano convocó una reunión de su Consejo de Seguridad Nacional tras conocerse la noticia y al término del encuentro expresó en un comunicado que «lamenta profundamente» la acción norcoreana. La destrucción del edificio golpea «las expectativas de aquellos que desean impulsar las relaciones intercoreanas y establecer la paz en la península», reza el documento. Seúl advirtió que si el norte continúa dando pasos para empeorar la situación responderá «con firmeza».

Habilitada con un coste para el sur de casi 9 millones de dólares (7,9 millones de euros) a finales del 2018 en la ciudad fronteriza norcoreana de Kaesong, la oficina supuso uno de los hitos del acercamiento diplomático emprendido ese año por ambos vecinos, técnicamente aún en guerra. La apertura de esta instalación se acordó en la cumbre que mantuvieron en el 2018 el presidente sureño Moon Jae-in y Kim Jong-un.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Kim Jong-un destruye la oficina de enlace entre las dos Coreas