La tensión se dispara en EE. UU. tras la muerte de un hombre negro a manos de la policía

Noche de violentas manifestaciones en varias ciudades del país. El policía acusado del brutal asesinato de un afroamericano le aplastó el cuello durante nueve minutos. Muertos a tiros un joven en Detroit y un agente federal en Oakland. Trump ha pedido mano dura contra los manifestantes y se ofrece a enviar al Ejército

Agencias
redacción / la voz

El presidente de Estados Unidos ha pedido este sábado mano dura contra los manifestantes de Mineápolis, a los que ha tachado de ser «la izquierda radical». Donald Trump ha expresado a las autoridades del estado de Minesota su disposición de enviar al Ejército para aplacar los disturbios durante para protestas por el asesinato de un hombre negro a manos de la policía.

La muerte de George Floyd, que tenía lugar el pasado lunes en Mineápolis, ha provocado disturbios que se han extendido por ciudades de todo Estados Unidos, con incendios, saqueos y enfrentamientos y la muerte de un joven de 19 años en Detroit que fue tiroteado mientras participaba en las protestas. A todo ello se sumó la muerte de un agente federal tiroteado en las manifestaciones de Oakland, mientras que otro resultó herido.

Según fuentes policiales, el joven recibió varios disparos durante las manifestaciones contra el racismo y las autoridades están intentando localizar al agresor. El suceso ocurrió cuando un individuo que circulaba en un vehículo realizó varios disparos contra un grupo de personas que protestaba por la muerte de Floyd. 

Ahora las palabras de Donald Trump vienen a incrementar la tensión: «Tenemos el Ejército preparado y dispuesto. Si (las autoridades de Minesota) quieren llamar al Ejército, podemos tener las tropas sobre el terreno muy rápido», dijo Trump en declaraciones a los periodistas en Washington.

El mandatario calificó a los manifestantes de antifascistas y de ser de la «izquierda radical», y consideró que las autoridades de Minesota deberían ser «más duras, más fuertes, porque siendo duros se honra la memoria de George Floyd».

;
Al menos 70 detenidos durante las manifestaciones en Brooklyn contra la brutalidad policial Las concentraciones, bajo el lema «No puedo respirar», reclaman una respuesta del Gobierno.

Reguero de protestas

Mineápolis se ha convertido en uno de los epicentros de las protestas. Allí cientos de manifestantes desafiaron el toque de queda y, como en las últimas tres noches, repitieron esta madrugada los incendios, actos de vandalismo y saqueos de comercios. Uno de los lugares más concurridos fue el cuartel de la policía del Quinto Distrito, después de que en la noche del jueves incendiaran el edificio de la comisaría del Tercer Distrito, frente al cual también se concentraron hoy otros manifestantes, algunos de ellos arrodillados y con el puño en alto.

En la calle en la que se ubica la comisaría de Derek Chauvin, el agente que ya ha sido acusado por el asesinato de Floyd, los saqueos dieron paso a barricadas y al lanzamiento de proyectiles caseros y fuegos artificiales contra las posiciones policiales, mientras que muchos, a pie o en vehículos, empezaron a dispersarse expandiendo el caos por otras calles y barrios. Según Efe, en las calles residenciales cercanas, los vecinos, en su mayoría blancos, presenciaban desde las ventanas, porches o jardines de sus bonitas casas el ir y venir de vehículos y personas que usaban su barrio aparentemente tranquilo para esquivar o huir de los uniformados.

En una rueda de prensa durante la madrugada el gobernador de Minesota, Tim Walz, reconoció que esperaban que la protesta hubiese decaído con el toque de queda pero que, por lo contrario, creció: «son más que nosotros», dijo resignado a que las imágenes vistas en las últimas cuatro noches se sigan repitiendo.

Enfrentamiento entre manifestantes y policia en Washington
Enfrentamiento entre manifestantes y policia en Washington

En Washington, la capital estadounidense, la policía dispersó con gas pimienta a los manifestantes concentrados a las puertas de la Casa Blanca. La intervención comenzaba en torno a las 03.20 de la madrugada (las 09.20 en España) tras varias horas en las que decenas de manifestantes y fuerzas de seguridad han mantenido sus posiciones, según informa Europa Press.

;
Prenden fuego a una comisaría de Minneapolis Cercana al lugar donde falleció George Floyd

Solo unas decenas de manifestantes quedaban frente a la Casa Blanca en el momento de la intervención, pero el momento álgido de la protesta, en torno a una hora antes de la intervención policial, ha registrado algunas escaramuzas entre los participantes, la Policía y el Servicio Secreto de Estados Unidos.

En Houston varias personas se han concentrado en contra de la acción policial y para pedir justicia en el caso de la muerte de Floyd. Los manifestantes han portado carteles en los que se podía leer frases como «hay que acabar con la brutalidad policial» o «las vidas de los negros importan», según la cadena KTRK, en una información recogida por Europa Press. 

Protestas en Atlanta
Protestas en Atlanta

Al mismo tiempo, miles de personas se han congregado en Atlanta, donde se ha incrementado la tensión con las fuerzas policiales. La alcaldesa de Atlanta, Keisha Lance Bottoms, ha alentado a los ciudadanos a manifestarse pacíficamente. «Cuando las vidas y la conciencia de esta nación están en peligro, se espera que nosotros como ciudadanos ejerzamos nuestros derechos constitucionales de reunirnos pacíficamente y que nuestras voces sean escuchadas. Atlanta encarna estos valores y yo animo a todo aquel que quiera ejercer sus derechos a que recuerden el legado de Atlanta en las protestas pacíficas que conducen al progreso», ha expresado la alcaldesa.

Floyd, de 40 años, falleció la noche del lunes después de ser detenido bajo sospecha de pagar con un billete falso de 20 dólares en un supermercado. «Por favor, no puedo respirar», la súplica del arrestado, mientras el agente Chauvin presionaba la rodilla sobre su cuello, se ha convertido en el grito de la movilización.

;
Rodean a un grupo de policías durante las protestas en Los Ángeles por la muerte de Floyd Los manifestantes han lanzado contenedores de basura a los agentes obligándolos a replegarse.

Las protestas comenzaron a descontrolarse el jueves después de que el fiscal del condado de Hennepin -con jurisdicción sobre Minneapolis-, Mike Freeman, anunciará que no tenía intención, de momento, de imputar cargos ni de detener a Chauvin. De poco sirvió para calmar los ánimos que el comandante de la Policía, Medaria Arradondo, que ya ha despedido a Chauvin y a los otros tres agentes implicados, pidiese perdón a la familia de Floyd.

Con la caída del día, los saqueos e incendios proliferaron, entre ellos los de la comisaría de Policía del Tercer Precinto de Mineápolis, convertida en epicentro de la protesta. El vídeo con la detención de un reportero negro de la CNN que cubría en directo los disturbios caldeó aún más el ambiente.

Twitter amonestó a Donald Trump por «glorificar la violencia» por un tuit en el que llamaba «matones» a los manifestantes y sugería que los saqueadores debían ser fusilados.

Barack Obama, el único presidente afroamericano, aseguró que casos como el de Floyd «no deberían ser normales en los Estados Unidos de 2020». El virtual candidato demócrata a la Casa Blanca, Joe Biden acusó a Trump de fomentar la violencia entre la población en un momento de extrema tensión racial. Tensión que se dejó ver también en Louisville, estado de Kentucky, donde se produjeron siete heridos de bala, una de ellos en estado crítico, durante una protesta por la muerte de una mujer de raza negra durante una redada policial antinarcóticos.

La cantante Taylor Swift  puso la guinda, tras acusar a Trump de avivar el supremacismo blanco y el racismo durante su mandato: «Te echaremos en noviembre».

¿Es racista la policía de Estados Unidos?

Miguel-Anxo Murado
Un hombre desafía a los soldados de la Guardia Nacional desplegados en Minneapolis
Un hombre desafía a los soldados de la Guardia Nacional desplegados en Minneapolis

Una nueva muerte de un sospechoso de raza negra, en este caso a manos de la policía de Minneapolis, ha vuelto a abrir el debate sobre la brutalidad y el racismo de la policía en Estados Unidos. Pero es un debate que, a menudo, se hace al margen de los datos. Para empezar, es preciso distinguir entre los dos conceptos: el de la brutalidad policial y el del racismo institucionalizado, porque, aunque puedan coincidir, son variables independientes.

Respecto a la brutalidad policial, los expertos son casi unánimes: la policía norteamericana tiende a usar una fuerza excesiva con los sospechosos, sean de la raza que sean. Se han avanzado muchas explicaciones para esto, como la posible influencia de tácticas militares en los protocolos policiales (gran número de agentes proceden del Ejército y muchos son veteranos de Irak o Afganistán). Quizás una hipótesis más razonable es que en todas partes la agresividad de la policía y la de los delincuentes tiende a igualarse, y en una sociedad en la que es tan fácil para un delincuente hacerse con armas de fuego esto conduce a una espiral cada vez más violenta.

Seguir leyendo

Detenidos

El saldo de detenidos en la noche del viernes al sábado se cuentan por cientos. La Policía de Los Ángeles ha informado de entre 400 y 500 detenciones. En el caso de Nueva York, según fuentes policiales y la CNN, los arrestos ascienden a 200, además de haberse registrado una docena de agentes heridos.

En Chicago se produjeron más de 100 arrestos, 108 en concreto, según ha explicado el superintendente de la Policía de la ciudad, David Brown, en rueda de prensa este sábado.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
13 votos
Comentarios

La tensión se dispara en EE. UU. tras la muerte de un hombre negro a manos de la policía