Minneapolis declara la emergencia tras la tercera noche de protestas por el abuso policial racista

La policía detiene al agente supuestamente responsable de la muerte del afroamericano George Floyd, y la Fiscalía lo acusa de asesinato en tercer grado y homicidio imprudente

;
Prenden fuego a una comisaría de Minneapolis Cercana al lugar donde falleció George Floyd

Redacción

Derek Chauvin, el agente supuestamente responsable de la muerte del afroamericano George Floyd en Mineapolis, ha sido detenido este viernes. Según medios locales, el comisionado de Seguridad Pública de Minnesota, John Harrington, anunció que Chauvin fue arrestado por su presunto papel en el fallecimiento de Floyd. La muerte del joven provocó numerosas protestas y disturbios en la ciudad en los últimos días.

El comisionado Harrington no indicó los cargos de los que se acusa al agente, expulsado del cuerpo junto a los tres compañeros que participaron en el incidente. aseguró, sin embargo, que Chauvin está bajo custodia: «En este punto no tengo más información sobre las decisiones sobre cargos», aseguró el comisionado en una rueda de prensa, a la espera de la información de la oficina del fiscal del condado. Poco después, el fiscal Mike Freeman indicó que Chauvin estaba acusado de asesinato en tercer grado y de homicidio imprudente.

El alcalde de Minneapolis ha declarado la emergencia en la ciudad y la Guardia Nacional ha desplegado a 500 soldados tras la tercera noche consecutiva de protestas y la segunda de disturbios por la muerte a manos de la Policía del afroamericano George Floyd. Pero las manifestaciones denunciando un nuevo abuso de los agentes con hombres de raza negra ya no solo se suscriben a esa ciudad del estado de Minnesota, y ya se extienden por todo Estados Unidos.

Durante la noche del jueves, las protestas se extendieron no solo por Minneapolis sino también en la vecina Saint Paul, conocidas como Twin Cities. La  movilización se radicalizó después de que el fiscal del condado de Hennepin -con jurisdicción sobre Minneapolis-, Mike Freeman, compareciese  para anunciar que no tiene intención, de momento, de imputar cargos ni de detener al agente responsable de la muerte de Floyd, Derek Chauvin.

«Hay otras pruebas que no respaldan un cargo penal. Necesitamos sopesar todas esas pruebas para llegar a una decisión coherente, y lo estamos haciendo lo mejor que podemos», dijo Freeman a los medios, según recoge Efe. De poco sirvió para calmar los ánimos que el comandante de la Policía de Minneapolis, Medaria Arradondo, que ya ha despedido a Chauvin y a otros tres agentes implicados, pidiese perdón a la familia de Floyd. 

Por su parte, el gobernador de Minnesota, el demócrata Tim Walz, activó la Guardia Nacional -un cuerpo reservista militar-, que desplegó a medio centenar de soldados por la ciudad. Es la primera vez en 34 años que Minnesota activa a la Guardia Nacional por protestas.

Con la caída del día, los saqueos e incendios proliferaron por la ciudad mientras miles de manifestantes se agruparon alrededor de la estación de Policía del Tercer Precinto de Minneapolis, convertida en un símbolo de la protesta por la muerte de Floyd, de acuerdo a reportes del periódico local Star Tribune. En un momento dado, los manifestantes lograron prender fuego a la estación policial, que ardió ante el festejo de muchos, que incluso lanzaron fuegos artificiales.

En un mensaje en Twitter, la Alcaldía de Minneapolis pidió a los manifestantes que se retirasen de la zona por si explotaba el edificio, en cuyo interior habría material explosivo.

Floyd, de 40 años, falleció el lunes por la noche después de ser detenido bajo sospecha de haber intentado usar un billete falso de 20 dólares en un supermercado. En vídeos grabados por transeúntes aparece Chauvin con la rodilla sobre su cuello durante minutos. «Por favor, por favor, por favor, no puedo respirar. Por favor», se escucha a Floyd, mientras el hombre agoniza.

El «no puedo respirar» de Floyd se ha convertido, precisamente, en el grito de la protesta que vuelve a poner en evidencia la violencia policial contra los afroamericanos en Estados Unidos. 

Nueva York

Nueva York, Los Ángeles (California), Denver (Colorado) y Memphis (Tennessee) son algunas de las ciudades que se han sumado a las protestas por muerte de George Floyd. Un caso que en la Gran Manzana se ha comparado con la sucedida en el 2014 con otro afroamericano, Eric Garner. 

Enardecidos protestantes, con mascarillas y guantes por el covid-19, se convocaron en la icónica plaza de Union Square en Manhattan portando carteles con mensajes de repudio, bajo la estrecha vigilancia de decenas de policías, una protesta que recorrió durante horas varias calles de la ciudad con gritos de «no puedo respirar» y exigiendo justicia para Floyd. Los manifestantes lanzaron botellas y otros objetos a la policía. Hubo diversos arrestos de manifestantes, según diversos medios locales.

Cinco heridos de bala en Kentucky

Al menos siete personas sufrieron heridas de bala en la noche del jueves durante protestas en la ciudad de Louisville, en el estado de Kentucky, que exigían el enjuiciamiento de los agentes policiales supuestamente involucrados en la muerte de una mujer de raza negra en su apartamento, informaron este viernes medios locales.

El expresidente Barack Obama aseguró este viernes, tras condenar la muerte de George Floyd, que este tipo de sucesos «no deberían ser normales en los Estados Unidos del 2020». «Si queremos que nuestros hijos crezcan en una nación que vive acorde con sus más altos ideales -aseguró en Twitter- podemos y debemos hacerlo mejor».

Twitter amonesta a Trump por llamar «matones» a los manifestantes de Minneapolis

La Voz
Trump firmó el jueves una orden ejecutiva destinada a evaluar si su Gobierno puede castigar a Twitter, Facebook, YouTube o Google si intentan moderar los contenidos publicados en sus plataformas
Trump firmó el jueves una orden ejecutiva destinada a evaluar si su Gobierno puede castigar a Twitter, Facebook, YouTube o Google si intentan moderar los contenidos publicados en sus plataformas

La red social señala que el tuit del presidente «glorifica la violencia» al hablar de las protestas por la muerte de un hombre negro a manos de la policia

La red social Twitter ha amonestado por vez primera un mensaje del presidente Donald Trump, en el que describe como «matones» a los manifestantes que durante los últimos tres días han salido a las calles de Minneapolis, la capital del estado de Minnesota, para protestar por la muerte del ciudadano de raza negra George Floyd en una detención policial.

Las protestas han registrado episodios de saqueos en varios centros comerciales de la ciudad hasta el punto de que las autoridades del estado han activado el protocolo de emergencia, incluyendo una autorización para que la Guardia Nacional pueda asistir a las autoridades en el «restablecimiento de la seguridad y la calma debido a los disturbios civiles».

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

Minneapolis declara la emergencia tras la tercera noche de protestas por el abuso policial racista