El Parlamento desconoce el veredicto que anula la presidencia de Guaidó

La decisión del Tribunal Supremo, dominado por el chavismo, se enmarca en la ofensiva judicial contra la oposición

Guaidó, durante una manifestación en Caracas el pasado 10 de marzo
Guaidó, durante una manifestación en Caracas el pasado 10 de marzo

Caracas / corresponsal

El Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) venezolano, afín a Nicolás Maduro, ha anulado la junta directiva de la Asamblea Nacional que encabeza Juan Guaidó y ha designado como la única legítima la que fue «electa» el 5 de enero del 2020, cuando el Ejército sitió la sede del Parlamento y solo permitió el acceso de un grupo de diputados opositores disidentes que apenas un mes antes fueron investigados por corrupción.

Desde hace cuatro años, el Supremo anula todas las acciones del Legislativo acusándolo de un supuesto «desacato» contra el poder judicial (figura inexistente en ninguna ley venezolana). En al sentencia del martes, señala que «cualquier persona, pública o privada, que preste o ceda espacio para la instalación de un Parlamento paralelo o virtual será considerado en desacato, y cualquier acto ejercido como tal es nulo». 

Ofensiva del chavismo

La decisión se enmarca en la nueva ofensiva judicial chavista contra Juan Guaidó, que pierde legalmente el poder derivado de la presidencia del Parlamento que recae ahora en Luis Parra, un oscuro diputado de Primero Justicia, investigado por haber intentado interceder a favor de Alex Saab, un empresario colombiano al que se acusa de ser testaferro de Nicolás Maduro. Una sentencia previa del TSJ impedía incluso mencionar a Saab en los medios de comunicación nacionales.

Guaidó no reaccionó a la sentencia del Supremo, pero sí lo hizo la consultoría jurídica del Parlamento y el vicepresidente del poder legislativo, Juan Guanipa, que señaló que «ese tribunal de pacotilla no existe. La Asamblea es una sola y la preside Juan Guaidó (...) lo que tenemos que hacer es intensificar todo para que Venezuela salga de esto».

El departamento jurídico del Parlamento señaló que «no existe en el referido pronunciamiento nada que pueda desvirtuar el cuórum necesario para instalarse y sesionar», y «la holgada mayoría con la cual fue elegida la junta directiva que preside Juan Guaidó».

El Supremo señala que la razón por la cual no terminó de conocerse el cuórum de la saboteada sesión del 5 de enero fue porque «se perdió» el informe de asistencia, como señala Parra, el único argumento que constituyó una novedad para los venezolanos.

El resto de la sentencia pasó desapercibida para los venezolanos, más preocupados por la falta de gasolina o por el incremento de casos del covid-19, Analistas venezolanos, como el experto electoral Eugenio Martínez, señalaron que el Ejecutivo de Maduro se prepara para realizar unas elecciones parlamentarias a su medida, no reconocidas por la comunidad internacional, y solo con partidos afines a su tendencia política. Una estrategia en la que se marca la ofensiva para declarar ilegal al partido de Guaidó, Voluntad Popular.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El Parlamento desconoce el veredicto que anula la presidencia de Guaidó